Las cuatro plazas de bomberos están en el aire


Emilio Aumente confía en que haya algún aspirante en los próximos días y desde el PP se insta a Ambrosio a cumplir sus compromisos

Protesta de los bomberos en el Ayuntamiento.
Protesta de los bomberos en el Ayuntamiento en febrero de 2017. /Foto. JC

Las cuatro plazas de bomberos que prometió la alcaldesa, Isabel Ambrosio, el pasado 23 de mayo para frenar la dimisión del concejal Emilio Aumente ante la falta de personal tanto en este cuerpo como en la Policía Local están aún en el aire, después de que se hayan excluido a los 27 aspirantes que han concurrido. La regidora anunció que se incorporarían en sus puestos en comisión de servicio a primeros de julio para facilitar los turnos de vacaciones del resto de compañeros y a finales de agosto se desconoce aún si se van a cubrir las cuatro plazas o no.
El propio Aumente ha informado de que ahora se está en un periodo de alegaciones de tres días, y hasta entonces “no estará el tema cerrado”. Aún no hay ningún aspirante admitido y en este tiempo deberán justificar los méritos ante el tribunal calificador. El concejal ha explicado que para estas cuatro plazas se exige que los bomberos dispongan de la categoría laboral C-1; es decir, que cuenten con el título de Bachiller Superior o de FP-2. Ésta es la misma exigencia, ha añadido, que se ha incluido en la convocatoria de las 21 plazas de bombero-conductor que está pendiente de publicación en el Boletín Oficial de Estado para que comience a contar el plazo para la presentación de solicitudes.
Desde el PP se ha hecho una lectura de estos hechos en la que se responsabiliza a la propia alcaldesa de incumplimiento de compromisos. La concejal popular Laura Ruiz ha expuesto que las promesas de la alcaldesa “quedan en un postureo, en un incumplimiento más de lo que promete”, por lo que ha añadido que “estos compromisos que hace lo mínimo que tiene que hacer es cumplirlos”.