La valoración de los cordobeses a los servicios públicos municipales no remonta


El autor de la encuenta señala que la baja valoración "parece más una cierta censura política al gobierno municipal que a los servicios que presta"

El gobierno municipal no ha conseguido hacer que los cordobeses valoren mejor los servicios públicos que presta el Ayuntamiento. En el tercer año de mandato municipal sólo un 53 por ciento se siente satisfecho de estas prestaciones, aunque en el ranking de las 30 ciudades más pobladas de España, que es donde realiza su estudio anual el Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR), Córdoba ha caído tres posiciones y ha pasado del puesto 24 al 27.

Trabajador de Sadeco. valoración limpieza
Trabajador de Sadeco. /Foto: EP

En los distintos parámetros que se valoran, el grado de satisfacción más alto se lo lleva el suministro de agua, debido fundamentalmente a la calidad del producto que no levanta queja alguna entre los cordobeses, con un 73 por ciento de satisfacción, mientras que el mantenimiento del alcantarillado sólo satisface al 49 por ciento de los cordobeses.
En el lado opuesto se encuentra la limpieza de la ciudad, que es la materia donde hay mayor insatisfacción. Si el año pasado sólo el 46 por ciento de los cordobeses se sentían satisfechos, este año esta cifra ha bajado al 43 por ciento. En el apartado dedicado a la limpieza de excrementos caninos de la vía pública la insatisfacción de los cordobeses sube hasta el 70 por ciento.
El 71 por ciento de los encuestados se siente satisfecho con el servicio de recogida de basuras y residuos, y este pasa a ser el tercer servicio público municipal mejor valorado por los cordobeses. Lo más apreciado es la frecuencia del servicio de recogida con el 86 por ciento de satisfacción; le sigue la dotación para la prestación del servicio (camiones), con un 70 por ciento de aceptación general y con un 68 por ciento el servicio de contenedores para la recogida selectiva.

Para el director general de OSUR, Ramiro Aurín, “los datos muestran que la ciudad está por encima de la media nacional de satisfacción en la valoración individualizada de todos sus servicios públicos, pese a que la valoración general es bastante floja”. “Es tan evidente la contradicción entre la buena consideración de cada uno de los servicios y la baja valoración global que esta última parece más una cierta censura política al gobierno municipal que a los servicios que presta”, según ha manifestado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here