La mentira de Alba Doblas y los impagos de Vimcorsa


Los documentos de la transferencia muestran cómo fue la parroquia de la Trinidad la que pagó la deuda de Vimcorsa, que podía haber provocado el desahucio de una madre con dos niñas, que denunció Cs

doblas
Documento que acredita la transferencia que tenía que haber realizado Vimcorsa (los datos borrados por causa de la confidencialidad).

“Los propietarios perciben puntualmente de forma mensual y sin interrupción las ayudas al alquiler”. Con esta afirmación respondía la presidenta de Vimcorsa, Alba Doblas (IU), a la denuncia realizada por el portavoz de Cs, David Dorado. La edil de la izquierda cordobesa  acusó a Dorado de “oportunismo y falta de rigor”. Si bien, con los hechos, las pruebas y los justificantes de pago se llega a una conclusión bien distinta. O, sin eufemismos, se deduce que las afirmaciones de la edil faltan a la verdad.
Fragmento del contrato (los datos borrados por causa de la confidencialidad).

Para ponerles en antecedentes, el portavoz de Ciudadanos había expuesto la dramática situación de desamparo que viven algunos cordobeses que se encuentran en emergencia habitacional. Para el representante de la formación naranja era “una vergüenza que Vimcorsa, gestionada por IU, lleve sin pagar las ayudas al alquiler desde marzo de 2018, cuando las ayudas están concedidas y cuentan con partida presupuestaria”.
Fragmento del contrato (los datos borrados por causa de la confidencialidad).

Dorado ponía el ejemplo de una madre con dos hijos, que estuvo al borde del desahucio porque Vimcorsa adeudaba al propietario de la vivienda de alquiler social que ocupaba, la parte que le tocaba pagar a la empresa municipal desde el mes de marzo. La afectada se dirigió a la institución, la cual en lugar de darle una solución (esto es, pagar lo que debe), le indicó que no “había dinero” para acometer su propia deuda y evitar el deshaucio.
Así las cosas, esta madre -en una dramática situación- pidió ayuda a Cs. De tal modo que Dorado se puso manos a la obra y acudió a la parroquia de la Trinidad. Y fue el responsable de esta última la que decidió echar una mano a esta mujer y sus pequeños. De tal modo que fue la iglesia la que abonó los 1.250 euros que Vimcorsa debía al propietario.
La conclusión es sencilla y se califica por sí misma con el titular y la documentación mostrada en esta información. Queda por ver, qué explicará ahora Doblas ante estas evidencias. Cabe recordar que ésta aseguraba que “Ciudadanos lo sabe, como sabe también que las incidencias que se han producido han sido con algunas ayudas, las aprobadas en el mes de marzo y abril, provocado el retraso en la autorización municipal, no en el pago por parte de Vimcorsa”. Sin embargo, los justificantes bancarios la contradicen ¿Quién miente?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here