Los usuarios de la piscina de la calle Marbella se tienen que ir al Santuario


Santuario
Exterior del Club Santuario./Foto: Jesús Caparrós

El comienzo del verano, aunque más suave de lo habitual en lo meteorológico, ha dejado escenas que, cuanto menos, pueden catalogarse de peculiares. Una de ellas fue la no apertura de la piscina de la calle Marbella, cuando el resto de los recintos de este tipo que hay en la ciudad estaba abierto.
La situación de la piscina causaba bastante revuelo y denuncias hacia la gestión realizada con esta piscina, por parte del gobierno municipal. Una de las cuales provenía del concejal del PP en el Ayuntamiento de Córdoba, José Luis Moreno. Y si el edil era contundente en sus acusaciones, los hechos sucedidos el pasado domingo no le desmintieron. Todo lo contrario, ya que los usuarios habituales de la piscina del Distrito Sur se vieron obligados a buscar otros espacios donde refrescarse.
En ese caso fueron las instalaciones del Club Santuario a las que tuvieron que acudir, forzosamente. Así lo confirmaban tanto los bañistas habituales de la piscina ubicada en el barrio de la Fuensanta como desde el organismo que gestiona el recinto deportivo que, en última instancia es responsabilidad del Imdeco, al igual que la piscina de la calle Marbella.
“Un desastre”
Imdeco piscina
Vista aérea de las piscinas del Club Santuario./Foto: Solypro

Cabe recordar que Moreno señalaba que “esta situación es una falta de respeto a los vecinos del Distrito Sur por parte del cogobierno de Ambrosio y del Instituto Municipal de Deportes que preside el socialista Antonio Rojas que llevó la semana pasada el pliego para adjudicar la gestión de la piscina, tras un nuevo fiasco en la gestión”.
Moreno urgía a los responsables municipales a resolver “de inmediato esta situación y adjudicar con rapidez la gestión de la piscina, pues se trata de una instalación fundamental para el Distrito Sur durante el verano; y resulta inconcebible que no se dé una fecha cierta para la apertura, se vuelva a dar una patada hacia adelante y ni tan siquiera se reconozca que, una vez más, que la gestión ha sido un desastre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here