El distinto rasero de la Ley de Memoria Histórica

69

El parlamentario popular Miguel Ángel Torrico llama la atención sobre la ausencia de "criterios razonables y lógicos" para aplicar la normativa

El sindicato Ustea, el Foro por la Memoria y el Movimiento Andaluz por la Educación Pública han presentado en el registro de la Delegación de Educación de la Junta un escrito por el que piden el cambio de nombre a un paquete de colegios e institutos de la provincia por razones “legales, morales y educadoras” en aplicación de la Ley de Memoria Histórica al considerar que son franquistas, como informó La Voz el pasado sábado. Ante este hecho vuelve a quedar en evidencia la aplicación de esta ley, ya que ahora se considera la figura del ingeniero Juan de la Cierva, con un instituto en Puente Genil, como “golpista de primera línea”, cuando en la Comisión Municipal de Memoria Histórica que examinó con lupa el callejero de la capital ni siquiera llegó a debatir su nombre.

Colegio Laureado Capitán Trevilla, en Adamuz.
Colegio Laureado Capitán Trevilla, en Adamuz. Foto: LVC

Sobre esta solicitud de cambios de nombre, la propia Delegación de Educación ha respondido en un escueto mensaje que “se va a trabajar en ella”, mientras el parlamentario del PP Miguel Ángel Torrico, entre de ellos en el diferente rasero con el que se aplica esta normativa. Desde el respeto a la Ley de Memoria Histórica, ha explicado que “en este caso se ven los problemas que la ley trae porque ahora se trata de manera distinta a como lo trató la Comisión Municipal, que no los consideró para cambiarlos”, como es el caso de Juan de la Cierva.
Esta divergencia de criterios hace, en su opinión, que “cada administración o cada comisión la aplique como lo crea oportuno y no hay unos criterios razonables y lógicos para su aplicación”. Aprovecha Torrico esta situación para añadir que “con los problemas que hay en la educación una de las prioridades de la Junta sea cambiar los nombres, cuando esta semana los niños van a pasar mucho calor en clase, de lo que se avisó el año pasado; que no haya ordenadores para todos, que no llega el segundo idioma o que aún existan caracolas en Andalucía”.
Además del caso del ingeniero Juan de la Cierva, el sindicato Ustea, el Foro por la Memoria y el Movimiento Andaluz por la Educación Pública señalan también a otros centros, como el Alcalde Jiménez Ruiz, Laureado Capitán Trevilla, Cronista Rey Díaz, José María Pemán, Ramiro de Maeztu o el alcalde Pedro Barbudo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here