El cordobés que duró dos días como presidente del Gobierno


El periodo convulso que vivió Madrid con la Vicalvarada motivó que Ángel de Saavedra estuviera en el cargo sólo 48 horas

La veloz salida del ministro de Cultura, Màxim Huerta, del Gabinete de Pedro Sánchez a los seis días de su toma de posesión es, desde luego, todo un récord de brevedad en cargo público en los tiempos modernos. Pero buceando en la historia encontramos a un cordobés que estuvo menos tiempo, sólo dos días, en un cargo de más rango, como era el de presidente del Consejo de Ministros, equivalente al actual de presidente del Gobierno.

Ángel de Saavedra, duque de Rivas.
Ángel de Saavedra, duque de Rivas. /Foto. LVC

Se trata de Ángel de Saavedra, el duque de Rivas, quien junto a una destacada trayectoria literaria, en la que fue el precursor del romanticismo en España, tuvo también una importante faceta política que le llevó al exilio y a varios ministerios.
El duque de Rivas fue un liberal de libro en el convulso siglo XIX español gracias al influjo de Antonio Alcalá Galiano. Tras una carrera militar entra en política en el Trienio Liberal, pero terminado este periodo marcha a un exilio de 11 años que le lleva a Inglaterra, los Estados Pontificios -donde no le admiten- y Malta. Tras cinco años en la isla mediterránea marcha a Francia y en Orleans se gana la vida como profesor de pintura. Allí escribe El moro expósito, Don Álvaro y numerosa poesía.
Muerto Fernando VII regresa a España y al poco fallece su hermano mayor, por lo que hereda el Ducado de Rivas. Ingresa en la Real Academia Española, preside el Ateneo de Madrid y es alcalde de esta ciudad. Entre los cargos que empieza a acumular en este momento está el de vicepresidente del Senado o ministro plenipotenciario ante el Rey de las Dos Silicias, que le lleva a residir seis años en Nápoles.
El duque de Rivas se vio envuelto de lleno en la Revolución de 1854, también conocida como la Vicalvarada, que dio paso al periodo progresista en el reinado de Isabel II con el pronunciamiento de los generales O’Donnell y Serrano. En plena efervescencia revolucionaria la Reina nombra presidente del Gobierno al general Fernando Fernández de Córdova, pero a los dos días cede el cargo a Ángel de Saavedra, quien dura también dos días al frente del Consejo de Ministros después de fracasar en su intento de apaciguar al pueblo de Madrid, que estaba levantado en armas y que no se solucionó hasta que Isabel II encargó la formación de nuevo Gobierno al general Espartero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here