A quién o qué arrastrará el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez con su "triunfo"


Que en el mundo ya casi nada funciona de forma independiente ya nadie lo duda. Que el acceso al gobierno de la nación de Pedro Sánchez se hará notar en Andalucía y en Córdoba, tampoco.

No sabemos si en capitulares lloran por las equinas y disimulan o de verdad están celebrando que por primera vez en la historia,  el gobierno municipal tiene el mismo signo político que el autonómico y el central. En cualquier caso se avecinan curvas porque es posible que ahora Ciudadanos cambie su discurso en la Junta de Andalucía y aunque no llegue a cuestionar su apoyo a Díaz, si le ponga las cosas más difíciles. También cabe preguntarse hasta que punto Sánchez hará la vista gorda al explícito apoyo que en su día Ambrosio prestó a Díaz en su clara lucha por el poder con el ahora vencedor.
Amén de los anterior, también hay que preguntarse qué va a pasar con proyectos como el metro tren o las obras de las nuevas comisarías, logros claramente del PP que a pesar de poder tener garantizada la continuidad si los presupuestos que ha dejado a medio aprobar el gobierno de Rajoy, pasan el trámite del Senado y el nuevo presidente del Gobierno los hace suyos, es posible que ya no sean prioritarios para este nuevo gobierno. Sobre todo las comisarías, que eran una apuesta de Nieto en su condición de cordobés comprometido con su tierra y secretario de Estado de Seguridad.
Queda ahora por ver si alguien del partido en Córdoba es llamado a formar equipo en Madrid. Aunque Carmen Calvo -sanchista además sin tapujos- es la que quizá podría tener más posibilidades, nada se sabe por el momento.
Habrá que esperar a la semana que viene. Agárrense que viene curvas.