La queja de los bomberos fuerza la renovación de los vehículos "peligrosos"


El Pegaso del parque de Peñarroya, que se habían negado a usarlo los bomberos, será sustituido por un camión forestal de Pozoblanco

La denuncia realizada la pasada semana tanto por el delegado de Prevención del Consorcio de Bomberos como por los propios efectivos del parque de Peñarroya-Pueblonuevo, ha surtido su efecto y en breve no quedará en la provincia ninguno de los tres vehículos Pegaso, conocidos como los Gadafi, que tantos accidentes han ocasionados, algunos con víctimas mortales.

Pegaso
Pegaso ‘Gadafi’. /Foto: LVC

Los Pegaso de los parques de Hinojosa del Duque y Puente Genil se han dado de baja “en las últimas semanas” y el de Peñarroya “está a punto de darse de baja”, según la jefa de la Oficina de Comunicación de la Diputación. En este último caso, se sustituirá por un vehículo forestal que ha prestado servicio en Pozoblanco. Los efectivos de este parque habían manifestado por escrito que se negaban a usarlo por su peligrosidad.
En el escrito del delegado de Prevención, dirigido a la vicepresidenta del Consorcio de Bomberos, Dolores Amo, se instaba a la retirada de tres vehículos contra incendios por “la alta probabilidad de que ocurran accidentes durante su conducción”, como finalmente ha ocurrido, después de denunciar la situación desde hace más de una década.
El problema que presentan estos Gadafi es la facilidad que tienen para calentarse la caja de transmisión, lo que hace que la alta temperatura llegue con facilidad a los neumáticos que revientan en plena marcha. Las condiciones para conducir estos vehículos son incompatibles con la misión que desempeñan en un servicio de emergencias, como son los bomberos. No pueden circular a más de 70 kilómetros por hora ni recorrer distancias superiores a los 30 kilómetros. Además, hay que controlar constantemente la presión de los neumáticos para evitar explosiones.
La historia de estos camiones se remonta a mediados de la década de los 80, cuando el gobierno egipcio realizó un importante pedido a la factoría española Pegaso para darle un uso militar. Se entregaron 10.500 y hubo otros 2.500 que una vez fabricados no se entregaron por problemas en el pago. Estos se adaptaron a vehículos para bomberos y fueron comprados por parques de toda España. Ahí fue cuando adquirieron el apodo de Egipcios o Gadafi, ya que el gobierno de Libia también estuvo interesado en ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here