Piden al Consorcio de Bomberos que retire tres vehículos por peligrosos


Los efectivos del parque de Peñarroya-Pueblonuevo se niegan a usarlos debido al largo historial de siniestralidad que presentan.

La vicepresidenta del Consorcio Provincial de Bomberos, Dolores Amo, ha recibido un escrito del delegado de prevención y riesgos laborales en el que “insta” a la retirada de tres vehículos contra incendios por “la alta probabilidad de que ocurran accidentes durante su conducción”. Se trata de los conocidos como Pegaso Gadafi, o Egipcios, con una antigüedad superior a los 20 años y que ya han sido retirados de la mayoría de los parques de bomberos de España.

Pegaso
Pegaso ‘Gadafi’. /Foto: LVC

El problema que presentan estos Gadafi es la facilidad que tienen para calentarse la caja de transmisión, lo que hace que la alta temperatura llegue con facilidad a los neumáticos que revientan en plena marcha. Las condiciones para conducir estos vehículos son incompatibles con la misión que desempeñan en un servicio de emergencias, como son los bomberos. No pueden circular a más de 70 kilómetros por hora ni recorrer distancias superiores a los 30 kilómetros. Además, hay que controlar constantemente la presión de los neumáticos para evitar explosiones.
En el escrito remitido a Dolores Amo, -que no es el primero, ya que se viene advirtiendo de este peligro desde abril de 2010- se informa de que el Consorcio Provincial dependiente de la Diputación dispone actualmente de tres vehículos, repartidos en los parques de Peñarroya, Hinojosa del Duque y Puente Genil. Como agravante de esta situación, los bomberos de Peñarroya-Pueblonuevo se han negado a conducir estos camiones y en un escrito dirigido recientemente al director técnico del Consorcio le exponen, con abundante pruebas gráficas, la situación en que se encuentra el vehículo y le piden que remita un informe que recoja que “el camión es apto para el servicio y seguridad de los bomberos”. En este escrito, entre otros desperfectos, señalan que el Gadafi cuenta con un neumático del año 1996, que desde hace 12 años no se puede siquiera recauchutar.


La peligrosidad de los Gadafi no es nueva y, por desgracia, son varios los bomberos que han fallecido al tener accidentes cuando iban en él. En uno de ellos, ocurrido en agosto de 2003, el Ministerio de Trabajo condenó al Consejo General del Valle de Arán a incrementar en un 30 por ciento la pensión de la viuda de un bombero por permitir que el vehículo circulara.
La historia de estos camiones se remonta a mediados de la década de los 80, cuando el gobierno egipcio realizó un importante pedido a la factoría española Pegaso para darle un uso militar. Se entregaron 10.500 y hubo otros 2.500 que una vez fabricados no se entregaron por problemas en el pago. Estos se adaptaron a vehículos para bomberos y fueron comprados por parques de toda España. Ahí fue cuando adquirieron el apodo de Egipcios o Gadafi, ya que el gobierno de Libia también estuvo interesado en ellos.
 

1 Comentario

  1. Llevamos desde el año 2010 registrando escritos por la alta siniestralidad de estos vehículos “gadafi”. Concretamente en el comité de prevención se llegó un acuerdo por parte de todos de retirarlos lo antes posible (hace 8 años de esto), y ante la posibilidad de sufrir más accidentes, se acordó por unanimidad instalarles los sistemas de retención como cinturones, barras anti vuelco, y limitarlos en distancia, velocidad y presión de los neumáticos. NO SIRVEN PARA LAS EMERGENCIAS.
    Ningun servicios de extinción de incendios de España quiere este tipo de vehículos para las emergencias, porque seguimos manteniéndolos nosotros.
    Este Delegado de Prevención se avergüenza de tener que repetir escritos y recordar los acuerdos antes de que suceda algo irreversible.
    Atte. Paco Arevalo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here