El PP culpa al cogobierno de "no tener criterio" sobre el tráfico


José María Bellido afirma que el Ayuntamiento "debe ser valiente y no ser preso de sus promesas, porque cuando uno promete a todo el mundo ninguna solución va a contentar a todos"

La posibilidad de que haya tres opciones sobre el plan de tráfico a implantar definitivamente en el centro de Córdoba ha hecho al Grupo Popular en el Ayuntamiento afirmar que el gobierno municipal “tiene cobardía política por no tomar una decisión” y dejar que sea una comisión la que decida. Para el portavoz popular, José María Bellido, el equipo de gobierno “no tiene criterio” y aunque desde su grupo se respete la participación ciudadana se da la paradoja de que “tal y como está el plan de tráfico en el centro está funcionando bien”, aunque podría cambiar a la vista de las tres opciones publicada por El Día de Córdoba.

Colapso en la plaza de San Andrés por el nuevo plan de tráfico.
Colapso en la plaza de San Andrés por el nuevo plan de tráfico. /Foto: LVC

Según Bellido, la distribución actual del tráfico rodado “está aceptada por los vecinos, por los taxistas, por los repartidores, los padres pueden entrar a los colegios razonablemente bien y no hay quejas, ¿para qué cambiarlo?” Ante esta situación, el portavoz municipal del PP afirma que “el Ayuntamiento debe ser valiente y no ser preso de sus promesas, porque cuando uno promete a todo el mundo ninguna solución va a contentar a todos y pide que sea un tercero el que la tome”. A esta situación se ha llegado porque el concejal popular ha señalado que el gobierno municipal ha prometido una cosa a los vecinos de una calle y otra distinta a los de otra calle, otra a los comerciantes y así “va a ser imposible que el gobierno cumpla el cien por cien de sus propias promesas”.
Este nuevo plan de tráfico es la segunda fase de la que se aplicó cuando se peatonalizó la calle Capitulares. En aquel momento quedaron algunos flecos pendientes y ante las quejas de algunos colectivos el Ayuntamiento concedió un tiempo de prueba antes de aplicar el modelo definitivo y para ello se fijó el plazo de comienzos de 2018. Ahora, no hay aún una idea clara y habrá que decidir entre las tres opciones puestas sobre la mesa o dejar el tráfico tal y como está.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here