Ambrosio anuncia cambios en el contrato de los controladores para el próximo año


La alcaldesa rechaza las críticas y señala que no se le hacen al gobierno local sino "a una mesa técnica compuesta por trabajadores del Ayuntamiento"

El hecho de que los controladores de los Patios cobren finalmente a cinco euros la hora y no a 14 euros, que era la cifra anunciada, ha forzado a la alcaldesa, Isabel Ambrosio, a que ante el revuelo generado anuncie cambios en la contratación de estos trabajadores para la próxima edición del Concurso Popular de Patios. La regidora ha explicado que la fórmula a aplicar será subir la categoría laboral para que, según convenio, cobren la cantidad estipulada y la empresa adjudicataria no descuente del salario de estos empleados todos los gastos. “Estamos considerando que de cara al año que viene haya una categoría laboral distinta, con unas cuantías por salario muchos mayores y garantizarla más allá de la voluntad del gobierno, que ha subido de 12 a 14 euros, que sea posible con una modificación de la categoría laboral”.

Patio de Parras, 5. controladores, patios concurso
Patio de Parras, 5. /Foto: JC

Ambrosio no ha explicado ni la categoría actual ni la que se va a aplicar el próximo año, pero ha señalado que de este modo se salvarán los rígidos requisitos que contempla la Ley de Contratos, una normativa que, en su opinión, “obliga a valorar como elemento más potente el ahorro económico y eso tiene sus consecuencia respecto a quienes son los beneficiaros de esos contratos”.
Lo que sí ha quedado claro es que Ambrosio, y por ende su gobierno municipal, declina toda responsabilidad en esta cuestión y la deriva a los funcionarios municipales que han tramitado este expediente. “Las críticas no las hace ningún grupo municipal al gobierno, se las hacen a una mesa técnica compuesta por trabajadores del Ayuntamiento que son los que terminan adjudicando el contrato a una empresa u otra”, porque “con lo tienen en las manos, con la única herramienta, que es la ley de contratos es imposible saltarse ahora ese elemento que es fundamental y prioritario a la hora de adjudicar el contrato y que es la cuantía económica y eso va en perjuicio de los trabajadores”, ha señalado.
Una vez que se conoció el malestar de los propios controladores por denunciar que cobraban menos de la mitad de lo anunciado, el PP criticó este asunto al afirmar que era un caso de “precarización laboral” auspiciado por el propio gobierno municipal. “Resulta sorprendente que quienes hablan de mejorar las condiciones de los trabajadores que participan en la cita, los partidos que hablan de luchar contra la precarización sean los que desde el gobierno municipal reduzcan considerablemente el salario de los controladores”, señaló la concejal Amelia Caracuel.