Aumente: "El tema de las Cruces hay que pararlo"


El concejal de Seguridad se muestra partidario de la adopción de "decisiones colectivas" para decidir el planteamiento a seguir en esta fiesta

El concejal de Seguridad, Emilio Aumente, se ha mostrado partidario de reconfigurar el modelo de celebración de las Cruces de Mayo. En su opinión, “el tema de las Cruces tiene unos derroteros que hay que pararlos”, y no precisamente a través de la política con decisiones sobre su desarrollo, sino a través de decisiones colectivas para decidir el planteamiento a aplicar.

Cruces de Mayo. /Foto: LVC

El edil ha explicado que el botellón que se celebra en las inmediaciones de las Cruces de Mayo no se soluciona con la presencia de más agentes policiales en la calle, ya que “es un fenómeno que está al margen de la Policía Local, porque “si hay 500 policías más, quién dice que no va a haber botellón”.
Aumente ha desligado los hechos producidos en las pasadas Cruces de Mayo, en las que se ha llegado a contabilizar hasta 13 conatos de reyerta y una pelea multitudinaria, con el hecho de que los agentes hayan decidido voluntariamente renunciar al plus de productividad, con lo que se ha visto reducida su presencia en las calles. “La Policía Local tiene establecidos sus turnos de trabajo y parece que si no hay productividad hay inseguridad”, ha explicado.
En su opinión, “hay turnos y refuerzos en determinados momentos, y la productividad es voluntaria y si hubiera algún riesgo esa actividad no se podría desarrollar, por lo que “esa temeridad no responde a la verdad”, ha explicado el responsable de Seguridad en el Ayuntamiento.

1 Comentario

  1. Aumente tiene toda la razón, una fiesta popular no puede subsistir a base de sitiar las cruces con policías.
    El problema está en el planteamiento de los últimos años. La obsesión por “nocturnizar” todas las fiestas pervierte su esencia derivando todas a una especie de botellón continuo (cruces, patios, feria) acarreando consecuencias muy negativas: nuestros jóvenes no viven de día, sólo de noche.
    Muchos ciudadanos no encuentran nada más que molestias en las fiestas. La feria se fue a un recinto apartado para evitar precisamente el abuso que los ruidos, suciedad, inseguridad producían sobre los vecinos. Varias décadas después nos encontramos con que otras “ferias” (cruces, noches blancas, patios) han tomado la ciudad causando mayores molestias que la feria y los distintos regidores municipales hacen oidos sordos a las protestas de los cordobeses.
    Exigimos valor a los que toman decisiones para cambiar el rumbo: modifiquen los horarios de las cruces, que terminen la música y la barra como muy tarde a las 12 de la noche, volvamos a disfrutar de las fiestas de día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here