El maltrato a los galgos tiene solución


Galgos del Sur rescata a once ejemplares abandonados en la perrera de Córdoba

galgos
Galgos rescatados de la perrera./Foto: LVC

La Asociación Protectora de Animales Galgos del Sur ha rescatado este miércoles a un total de once ejemplares que fueron cedidos en su mayoría por galgueros a la perrera de Córdoba, mientras que el resto fueron recogidos tras ser abandonados en las calles. En una nota, la protectora ha responsabilizado al colectivo de galgueros, “por el abandono y desecho masivo” de los animales que “no les sirven para la caza”, y a la Junta de Andalucía, “por amparar el maltrato a estos y permitir la caza con galgo en Andalucía, siendo España, a través de las leyes autonómicas, el único país Europeo que permite la caza con galgo”.
Los galgos rescatados, en su mayoría, se encuentran en “muy mal estado”, algunos de ellos están “extremadamente delgados, tienen lesiones físicas que deben ser tratadas y, algunos, se encuentran aterrorizados y traumatizados de la vida de sufrimiento con el galguero”. En este momento, los galgos se encuentran en el refugio de la protectora y pasarán una primera revisión veterinaria para valorar la gravedad de sus lesiones, para después estar bajo los cuidados de la asociación.
Los que ejemplares que se encuentren en mejor estado “tendrán que ir a una residencia”, ya que la protectora tiene el “refugio colapsado”, ha indicado Galgos del Sur, que ha detallado que entre los perros que tiene albergados en el refugio, los que están en casas de acogida y los que tiene alojados en residencia, “mantiene a más de 100 galgos” que se encuentran “totalmente desamparados por las administraciones públicas sin recibir ningún tipo de ayuda ante este abandono masivo.
Según la presidenta de Galgos del Sur, Patricia Almansa, a estas alturas de año ya han “recogido un 25 por ciento de galgos más que el año pasado”. La mayoría de los galgos de la protectora son adoptados por familias en Alemania, Suiza, Holanda, Bélgica y Finlandia, “países donde existen leyes más severas y un alto grado de respeto hacia los derechos de los animales”.
“Cada vez son mas las familias españolas que adoptan galgos de la protectora”, ha señalado Almansa, quien ha apostillado que “la concienciación sobre el abandono y maltrato a galgos está subiendo” en España, aunque aún “queda mucho camino por hacer”.