600 euros de multa por hacer botellón en las cruces


Juan José Primoo Jurado y Emilio Aumente./Foto: LVC

El consumo de alcohol durante las celebraciones del mes de mayo en Córdoba, y en especial el de los menores, preocupa y mucho a los responsables de las instituciones encargadas de velar por la seguridad en la ciudad. Así ha quedado de manifiesto tras la reunión de la Junta Local de Seguridad que, en su sesión de este lunes, se ha abordado la coordinación de las medidas de cara a las cruces, los patios, la batalla de las flores, la manifestación del día 1 de mayo, la romería de la Virgen de Linares y la salida de la Hermandad del Rocío hacia Almonte.
El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, y el teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana, Emilio Aumente, han advertido del peligro del alcohol para los jóvenes. De hecho, ambos han apelado a la “responsabilidad de los padres”. Y, aunque las multas por celebrar botellón en la calle (como en los entornos de las cruces) pueden ascender hasta los 600 euros, Aumente ha insistido en la necesidad de cuidar el aspecto educativo por encima del punitivo.
Datos preocupantes
Por su parte, Primo Jurado realizado “un especial llamamiento ante el consumo de alcohol”. Y ha aportado datos de mayo 2017. Y es que hace un año se registraron 160 positivos en alcohol, en las 10.500 pruebas que hizo la Guardia Civil de Tráfico; así como 60 positivos en drogas de 1.500 pruebas. Lo que ha llevado al subdelegado a subrayar que se trata de “un problema real”. Éste ha pedido que haya “consumo moderado” y respeto a “los derechos cívicos”.
Finalmente, Primo Jurado ha especificado que “se ha analizado la seguridad desde el punto de vista de las aglomeraciones, el consumo de alcohol y sin olvidar el nivel cuatro de alerta antiterrorista”. Y ha destacado, igualmente, que “hay una coordinación perfecta entre la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento y todas las fuerzas de seguridad”.

1 Comentario

  1. ¡600 euros! Con esta cifra tan elevada es imposible que un policía se encuentre cómodo multando a una joven por beber en la calle. Auguro un éxito nulo.
    Si quieren concienciar a base de multas (es lo único que los españoles entendemos) que pongan una cifra más acorde con la falta pero lo suficientemente alta para disuadir al “botechante” y/o a sus padres si son menores (100 euros, por ejemplo, en primera convocatoria)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here