Le quitan la multa por aparcar en las Urgencias de Cruz Roja


El juez estima la necesidad de atención médica como justificativa de la conducta, que no debe ser considerada como punible.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Córdoba ha anulado una sanción de tráfico al propietario de un vehículo que aparcó en la calle San Vicente de Paúl, en la parte trasera del hospital de la Cruz Roja, para llevar a su hijo al servicio de Urgencias.

Servicio de Urgencias de Cruz Roja.  sanción
Servicio de Urgencias de Cruz Roja. /Foto. LVC

Los hechos ocurrieron el 20 de noviembre de 2016, cuando una mujer llevó a su hijo a Urgencias debido a una dificultad respiratoria. No estuvo en el interior más de diez minutos, y al salir comprobó cómo su vehículo había sido multado por agentes de la Policía Local por haberlo estacionado en una zona reservada a servicios de urgencia y seguridad. La sanción se impuso al titular del automóvil -su esposo- y no a la conductora.
El primer paso fue recurrir ante el propio Ayuntamiento. La propia conductora alegó que el motivo no era otro que haber llevado a su hijo de siete años a las Urgencias de Cruz Roja por presentar una dificultad respiratoria, aportando el correspondiente parte del hospital en el que se especifican los datos del paciente y el día y la hora en que fue atendido, pero el Ayuntamiento hizo caso omiso de esta alegación y la rechazó.
Presentada ante los tribunales, el de los Contencioso-Adminsitrativo número 2 de Córdoba la ha estimado por razones puramente humanitarias al entender que se debe anula la sanción porque en este caso concurre una causa de justificación de la conducta, como es la urgencia médica, lo que impide considerar la conducta como punible.