La obra de Osario Romano, aún sin acabar


Amparo Pernichi señala que se ha consensuado con el Centro de Mayores el compromiso para el mantenimiento del huerto urbano

Las obras de reforma de la calle Osario Romano, en el barrio de Fray Albino, siguen acumulando retrasos. Este proyecto, que debería haberse culminado en 2016 dentro del plan Mi Barrio es Córdoba de dicha anualidad no fue adjudicado hasta septiembre de 2017 por 522.138 euros y las obras arrancaron en octubre de dicho año con un plazo de ejecución de cinco meses. Ahora, a un mes de su finalización prevista, la concejal de Infraestructuras, Amparo Pernichi, anuncia que los trabajos están al 90 por ciento, por lo que aún queda un tiempo más que añadir a los retrasos que, por una causa u otra, lluvia incluida, se han ido acumulando.

Amparo Pernichi, en una visita a Osario Romano.
Amparo Pernichi, en una visita a Osario Romano. /Foto: LVC

Esta actuación en la calle Osario Romano era la obra estrella de Mi Barrio es Córdoba de 2016, la más cara de todas, con un presupuesto de salida de 694.000 euros, que después ha tenido una baja hasta los 522.000 euros. El objetivo del Ayuntamiento era solucionar un problema en pleno barrio de Fray Albino consistente en una franja de terreno que salva el desnivel entre dos zonas y que ahora se va a ajardinar, contará con una parte como huerto urbano, juegos infantiles, aparatos cardiovasculares y, sobre todo, dispondrá de un mirador que cuenta con unas espectaculares vistas del Casco Histórico desde la vertiente sur.

Ahora, Pernichi ha informado de que “tras el amplio periodo de lluvias continuamos con el desarrollo de la obra” y en este sentido “nos hemos reunido con la Junta de Gobierno del Centro de Mayores para “conciliar el espacio que irá destinado a huerto y garantizar su compromiso para el mantenimiento del mismo”. “Entendemos que un huerto urbano es una herramienta social de socialización y sensibilización, además la experiencia de los mayores en horticultura es muy extensa y la pueden poner al servicio del barrio”, ha añadido.

La concejal ha explicado que con este proyecto se “mejorarán las condiciones medioambientales y de accesibilidad del espacio, adaptando la escalinata, así como incluyendo una rampa en la zona de menos diferencia de cota junto al Centro Cívico, que facilitará el acceso tanto al jardín como a las calles que se encuentran a ambos lados del mirador”.