Un juez tumba la bolsa de trabajo de Sadeco


La sentencia señala que la empresa presidida por Pedro García "conculca los principios de igualdad, mérito y capacidad"

Un Juzgado de la capital ha estimado parcialmente la demanda interpuesta por el sindicato CSIF contra las bases que regulan la bolsa de trabajo temporal en Sadeco, aprobadas en 2016, al entender que las mismas comenten una “conculcación de los principios de igualdad, mérito y capacidad”. La misma aprobación de estas bases no estuvo exenta de polémica, ya que el miembro del PP en el consejo de administración de Sadeco Salvador Fuentes alertó de que las mismas contenían “requisitos que pueden rozar la ilegalidad”, algo de lo que habían avisado tanto algunos informes internos como los sindicatos CSIF y CGT.

Operarios de Sadeco./ Foto: LVC
Operarios de Sadeco./ Foto: LVC

Al presidente de Sadeco, Pedro García, no le gustó esta situación adversa en el seno de la empresa y decidió arremeter contra el concejal del PP, al que calificó de carecer de experiencia política y defendió su gestión al señalar que “en esta bolsa de trabajo lo que se favorece, como en cualquier empresa, es la experiencia”, algo en lo que el juez no le ha dado razón.
Esta sentencia, contra la que cabe recurso, tiene su origen en el proceso iniciado por el sindicato CSIF el 11 de marzo de 2016 contra las bases de la bolsa de trabajo temporal de Sadeco, ya que éstas “incumplen los principios de igualdad, mérito y capacidad establecidos por la Constitución Española para el acceso al empleo público”, en lo que le ha dado la razón el juez. CSIF informó en su momento de que el inicio de las acciones judiciales contra Sadeco estaba justificado en que “la fórmula para entrar en la bolsa de empleo de Sadeco debería ser a través de lo que marca la Ley, y no por el procedimiento aprobado por el consejo de administración de la empresa pública”. Por esto, anunciara que llegarían “hasta el final hasta esclarecer esta presunta manipulación que se está intentando llevar a cabo por la Dirección de Sadeco y los sindicatos firmantes de las bases”, como es el caso de CTA, CCOO y UGT.