Ciudadanos quiere que se ayude a los vecinos víctimas de ocupaciones ilegales


David Dorado afirma que "no es para desproteger a los desprotegidos, sino para proteger a los vecinos frente a estas mafias"

El grupo municipal de Ciudadanos quiere acabar en Córdoba con los problemas de convivencia y de narcotráfico que provocan a los vecinos las ocupaciones de viviendas a cargo de mafias. Según su portavoz, David Dorado, esta situación está extendida por toda la ciudad, pero cobra especial relevancia en la Huerta de la Reina, Ciudad Jardín, Fray Albino o Polígono Guadalquivir.

David Dorado. /Foto: LVC.
David Dorado. /Foto: LVC.

Por este motivo, Ciudadanos ha anunciado que presentará al Pleno ordinario de abril una moción que “no es para desproteger a los desprotegidos, sino para proteger a los vecinos frente a estas mafias”, consistentes en “grupos de delincuencia organizada, bien como meros intermediarios que tratan de obtener un lucro aprovechándose de la desesperación de muchas familias que carecen de una vivienda o que la han perdido en un desahucio, o bien que utilizan el inmueble ocupado como base de operaciones para otras actividades criminales”.
La moción persigue la creación de una Oficina de Defensa de los Derechos de los Vecinos afectados por la Ocupación Ilegal, además de respaldar la iniciativa presentada por Ciudadanos en el Congreso de los Diputados “para ofrecer una protección integral y efectiva a los legítimos titulares de derechos y para garantizar la seguridad y convivencia vecinal”.
Dorado ha defendido la necesidad de esta protección a unos vecinos que “no se atreven a denunciar porque tienen miedo a las represalias de las mafias”. Por esto, pide que la mencionada oficina “cuente con una unidad de seguimiento contra las ocupaciones ilegales para coordinar las acciones de vigilancia e instruir los expedientes administrativos que acrediten los hechos contrarios a las ordenanzas vigentes en materia de convivencia vecinal y de protección ciudadana”. Además, esto se completa con la solicitud de un refuerzo “de forma inmediata” de presencia policial y de patrullas preventivas en las zonas afectadas por las ocupaciones.
La moción contempla también que en el plazo de tres meses tras su aprobación se inicien los trabajos de elaboración de un censo de viviendas ocupadas, tanto cualitativo como cuantitativo, “donde se indique el tipo de ocupación, diferenciando entre las ocupaciones mafiosas y las de personas que las realicen por razones de necesidad”.