Susana Camarero: "No hace falta estar con la pancarta para luchar por la igualdad"


La presidenta de la Comisión de Igualdad del Senado, Susana Camarero, y también artífice del Pacto contra la Violencia de Género ha estado en Córdoba cuando aún se viven los ecos de la celebración del pasado 8 de marzo. En la tarde de ayer mantuvo un café tertulia con colectivos de mujeres en el hotel AC Córdoba en el que ha defendido que la lucha por la igualdad carece de color político y en el que defendió que el PP “trabaja por las mujeres, con las mujeres y para mujeres”.

Susana Camarero. igualdad
Susana Camarero. /Foto. JC

-Está reciente la celebración del 8-M con manifestaciones multitudinarias en toda España. Desde su óptica, ¿qué ha cambiado?
-Los movimientos internacionales como el Me Too, junto al 8 de marzo, demuestran que la lucha por la igualdad de oportunidades, la lucha por los derechos de la mujer, es una lucha global, de todos, que ya no entiende de edad, de lugar de nacimiento, y que menos aún entiende de color político. En esas manifestaciones vimos que estábamos todos y todas, y que no vale patrimonializar ni ponerse medallas en esta lucha, sino que estamos todos implicados. Si queremos luchar contra el machismo, si de verdad queremos que el siglo XXI sea el siglo de las mujeres, y estoy convencida de que lo será, tenemos que hacerlo desde la unidad de todos y de todas.
-¿Qué valoración le merece el hecho de que el pasado 8 de marzo se excluyera a algunas formaciones políticas, como el PP y Ciudadanos?
-Algunos, en ese intento de patrimonializar algo que es de todos, caen en un error que, además, no se ajusta a la realidad, a los tiempos en los que estamos ni a las personas que estaban en esas manifestaciones. La igualdad nunca puede ser crear más brechas, ni división. No podemos crear brechas ideológicas ni dogmáticas y tenemos que tender puentes y unirnos. Desde esa unidad de todos hemos conseguido hace escasas fechas un pacto histórico contra la violencia de género. Esa filosofía del pacto, esa responsabilidad que tuvimos los grupos parlamentarios y los partidos políticos de aparcar las diferencias partidistas y los colores políticos, y pensemos en las víctimas, en las mujeres y en los niños, y trabajemos juntos para lograr este pacto debería trasladarse a la igualdad. El 8 de marzo demuestra con las manifestaciones que todos estamos ahí. Unos hicieron huelga, otros no la hicimos; unos estuvieron en manifestaciones, y no hace falta estar con la pancarta para luchar por la igualdad. Es un error que la izquierda de este país quiera seguir patrimonializando una lucha que es global.
-A usted le corresponde la maternidad en el Pacto contra la Violencia de Género, un hito en el consenso de formaciones políticas. ¿Cómo se logró?
-Lo logramos tanto en el Congreso, que se aprobó por mayoría con la abstención de Podemos, como en el Senado, que lo logramos por unanimidad, primero desde la responsabilidad de todos los grupos parlamentarios, aparcando la diferencia y buscando los puntos de unión que teníamos. Ese pacto recoge sólo aquellas medidas en que nos pusimos de acuerdo y los grupos nos dejamos aparcadas medidas que nos hubiese gustado que estuvieran en pro de ese pacto. Es un hito histórico porque supone el primer pacto de la Legislatura y la recuperación del consenso que nos dimos en el 2004 todos los grupos al aprobar la Ley Integral. También supone la hoja de ruta contra la violencia de género en los próximos años. Se ha hecho con responsabilidad y desde el absoluto compromiso del Gobierno que ha puesto encima de la mesa 1.000 millones de euros para los próximos cinco años que se incorporan al dinero que ya hay en los Presupuestos Generales del Estado para esta lucha en los distintos ministerios implicados. Ha sido costoso porque algunos que intentan patrimonializar este tipo de luchas no les venía muy bien, pero todos hemos apostado por buscar ese consenso y esa unidad.
-Esos requisitos, aparentemente tan fáciles, no son trasladables a otros pactos también necesarios, como el de Educación, de donde el PSOE ya se ha levantado.
-El de Educación, el de financiación, por ejemplo. Hay pactos que deberían tener la misma trayectoria que éste. Los partidos políticos deberíamos aparcar las diferencias y tener muy claro que lo importante es llegar a acuerdo y no solamente en Educación o en financiación, sino en la propia igualdad, con las medidas de conciliación y de corresponsabilidad, en la lucha contra la brecha salarial, que son tan importantes. Hay cuestiones que son tan importantes que no deberían estar condicionadas al color político ni al partido que gobierne en cada caso, porque unos gobernamos en España, otros gobiernan en las comunidades autónomas y al final supone una falta de coordinación y de consenso que no lleva a ninguna parte.
-Por último, un elemento fundamental en el Pacto contra la Violencia de Género es la dotación económica, que ahora está congelada por la no aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.
-Me gustaría distinguir dos cosas: uno, la dotación del pacto, que son 1.000 millones en cinco años, de los que 300 millones están previstos para este año, pero la lucha contra la violencia de género tiene más cuantificación económica en el resto de los ministerios. En Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en el de Educación, en Interior, en Justicia, en todos los que históricamente, no sólo ahora, han trabajado contra la violencia de género siguen trabajando. Estos 200 millones adicionales, 1.000 millones al cabo de cinco años, van a ver la luz en muy poco tiempo porque esperamos aprobar los prepuestos en breve. Por tanto, me gustaría lanzar un mensaje de tranquilidad a las víctimas de que este pacto, que está hecho pensando en ellas y en sus hijos, tengan la confianza de que se va a desarrollar, de que vamos a estar vigilantes para que esas 267 medidas aprobadas en el Senado y las 212 del Congreso van a ser una realidad gracias a ese acuerdo y que ese dinero va estar dedicado a sus necesidades.

3 Comentarios

  1. La ley de violencia de genero rompe el principio de igualdad ante la ley de hombres y mujeres, vulnera lo más sagrado que son los derechos humanos fundamentales recogidos en todas las constituciones del mundo como derechos inalienables ,imprescindibles para evitar injusticias atropellos,linchamientos sobre inocentes. ¿Como se puede educar y concienciar en igualdad con injusticia y terrible discriminación en derechos fundamentales?.¿Como trasmitir igualdad,lógica,razón y coherencia para educar y concienciar en igualdad con una inmensa contradicción,que reduce al hombre a peligroso y necesario recortarle derechos fundamentales de forma genérica.¿Cómo aportar garantías de Derechos Humanos vulnerándolos por parte de un estado,pues esta demostrado que la manera de luchar contra la violencia es la concienciación en en el mutuo respeto y la igualdad?.Las leyes de autor generan el problema, por su terrible cruel injusticia y sinrazón.13 años lo avalan desde que Zapatero y un feminismo radical, con una idea terrible y distorsionada de la igualdad en el año 2004 decidieron romper el principio de igualdad ante la ley de hombres y mujeres.Miles de denuncias,miles de hombres encarcelados,que serán millones al considerar violencia de genero cualquier actitud o falta sobre una mujer,sin necesidad de relación.Violencia psicológica es cualquier cosa,un universo infinito que no necesita demostración.Darán positivo hombres en centros de salud,podrán dictaminar maltrato médicos psicólogos,la mujer no tendrá que declarar para evitar su “revictimización”,hombres darán positivo en maltrato,pero a los hombres nunca se les preguntará,aunque sean, inocentes o incluso las propias víctimas.Serán expulsados de sus casas,sus hijos ,sus bienes,antes incluso de ningún juicio,alentando denuncias contra él,por el motivo más mínimo, psicosis y persecución contra el hombre en todos los medios a todas horas, intentando convencer que el hombre es malo por naturaleza y tratado como un animal peligroso sin tan siquiera presunción de inocencia,sino declarado culpable de antemano,con todo especializado cinta él, sin importar lo más mínimo si es inocente y se le destroza la vida con una acusación tan sumamente grave. Más que denuncias falsas son denuncias incitadas y tomadas con muchísima facilidad,después presentadas para generar alarma de un problema autogenerado. “Especializaciones”de genero,cuando para garantizar la imparcialidad e independencia de la justicia,la única especialización que debería tener es en la búsqueda de la verdad en cada caso para hacer justicia en base a esa verdad.Terrible dictadura e imposición ideológica financiada y qué abandera los casos de violencia solo de hombres contra mujeres, ignorando cuando es a la inversa para cometer este terrible y cruel ataque contra el hombre heterosexual. El pacto de Estado contra el hombre aprobado,ya es el máximo ataque que se puede hacer contra todo el género masculino. El mayor maltrato de un estado contra personas, simplemente por el género al que pertenecen. En España no existe la violencia de género. No existe la violencia machista. No existe el terrorismo machista.No existe el heteropatriarcado,esa epidemia inventada como pecado original del hombre,no existe actualmente en España y no es causa del mal. Hace años que España era un país igualitario y en absoluto merece que se genere un problema que no existe actualmente para imponer una ideología.La violencia no tiene género, especialmente la violencia psicológica la ejercen muchísimas más mujeres sobre hombres con la ayuda de las leyes de genero.La violencia y la maldad humana no tiene género, y representa lo más inhumano, primitivo, aborrecible repugnante del ser y afecta indistintamente a hombres y a mujeres.Se deberían contabilizar los hombres muertos a manos de mujeres y las criaturas asesinadas por mujeres, aunque sólo fuera por tener todos los datos sobre la mesa para evitar conclusiones erróneas o interesadas. El sexo de las personas no condiciona su bondad o su maldad, y el responsable de un delito es quién lo cómete, pero nunca toda su raza su género, o todos los que tengan su mismo color de piel.Esto es locura, contraria a la razón y la igualdad.Todos queremos acabar con la violencia pero no se pueden cometer atropellos,vulneraciones tras supuestas buenas intenciones,mucho menos tras13 años con resultado contrario.Se impone una reflexión muy profunda, lo contrario a hacer un pacto de genero contra el hombre con más discriminación y los errores multiplicados. Una ley justa debe proteger, y no discriminar a mujeres hombres niñ@s ancian@s blanc@s y amarill@s,a todas las personas, indistintamente si los negros o los blancos son más violentos o cometen más delitos, ser juzgados todos en los mismos tribunales y con las mismas garantías y los mismos derechos ante la ley,que dispone de mecanismos, agravantes y eximentes si se actúa por racismo o superior fuerza física o por cualquier otra circunstancia aparte del delito cometido.Esto es igualdad de verdad, lo demás es mentira, hipocresía y sinrazón.

  2. El machismo y el patriarcado es una excusa de algo que ha quedado atrás, para imponer una ideología a costa de algo del pasado,que ya no existe,las mujeres sois iguales. Ya lo erais antes de todo este sinsentido. España ni es machista ni es patriarcal, ni estas son las causas reales,ni los mitos ,ni el amor romántico, y otra serie de cosas que intentan culpar solo al hombre para continuar este sinsentido atroz de leyes y pactos de género.Los casos terribles de violencia ocurren porque la maldad y ruindad humana afecta a las personas indistintamente de su género tanto a hombres como a mujeres, y en la violencia psicológica exactamente al 50 por ciento.Los hombres no son machistas heteropatriarcales peligrosos, para tener que hacer una ley que proteja a todas las mujeres de todos los hombres, vulnerando y pisoteando los derechos fundamentales más sagrados de todas las personas de sexo varón.Es un derecho fundamental el artículo 14. No se debe discriminar,ni positiva ni negativamente,porque es exactamente lo mismo, por razón de sexo raza religión etcétera. De hacerlo surgen atropellos, injusticias y persecuciones,linchamientos y cualquier persona sabe, que por desgracia,la injusticia solo puede traer más injusticia y violencia. Un Estado debe velar porque se cumplan los derechos fundamentales.Jamás vulnerarlos en ninguna ley ni en la forma de aplicar esta Ley. Mientras el feminismo no defienda la igualdad exacta de hombres y mujeres ante la ley es algo atroz e incoherente,que representa la desigualdad,la injusticia y la sin razón más extrema. La justicia debe poner agravantes o eximentes en cada caso.Jamás jamás de forma genérica por ser hombre por ser negro o por ser mujer. Lo grave increíble y aterrador es tener que estar diciendo esto,y censurado. Increíble y aterrador,mientras los autores y las autoras de este atropello reciben premios por su contribución a la injusticia ,tras 13 años de una ley terrible con resultado contrario,sin la mínima reflexión o discrepancia hacen un pacto de estado contra el hombre con los errores multiplicados por mil,la mayor discriminación por sexo,la mayor desigualdad,el mayor atentado contra la cordura inimaginable en un estado dederecho como es España.Siento la mayor vergüenza de la raza humana en general interesada,hipócrita mezquina y cobarde,personificada en los políticos y políticas,capaces de llevar a su pueblo al abismo,al holocausto con su alienación,maldad,interes e incompetencia.Mientras existan las leyes de genero,leyes terribles de autor,que persiguen y criminalizan por el genero ,la raza o el color de la piel de las personas,nombrar la Constitución y el estado de derecho o hablar de igualdad es el mayor insulto,el mayor contrasentido.

  3. Gracias a este medio por permitir a ciudadanos expresar lo que en conciencia cree que es justo, haciendo uso de la libertad de expresión, intentando hacerlo de la manera más respetuosa posible, sin ánimo de faltar ni ofender a nadie, con el único interés de conseguir una sociedad justa e igualitaria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here