"La Prisión Permanente Revisable es una conquista social"


El presidente provincial del PP, Adolfo Molina, señala que "no es venganza. sino que sociedad quiere estar segura y por eso es revisable"

El Partido Popular de Córdoba ha reanudado su campaña de recogida de firmas en contra de la derogación de la Prisión Permanente Revisable, introducida en el Código Penal en la reforma realizada en 2015. Como ha señalado el presidente de esta formación, Adolfo Molina, “los partidos que votaron a favor de la derogación tienen todavía la oportunidad de rectificar, después de ver las concentraciones multitudinarias de este fin de semana”. El portavoz municipal, José María Bellido, por su parte, ha indicado que esta figura penal “es una conquista social de toda la sociedad española que tiene un respaldo de más del 70 por ciento de los españoles que están en contra de su derogación”.

Isabel Cabezas, Jesús Aguirre, José María Bellido y Adolfo Molina. Prisión Permanente Revisable
Isabel Cabezas, Jesús Aguirre, José María Bellido y Adolfo Molina. /Foto: JC

Según Molina, la Prisión Permanente Revisable “no es venganza. sino que sociedad quiere estar segura y por eso es revisable, porque cuando se constata la reinserción esa persona puede volver a la sociedad”. Por esto, el PP continúa con su campaña de recogida de firmas con el deseo de superar los tres millones, como “apoyo a esos padres” que perdieron a sus hijos en circunstancias muy violentas.
Bellido ha recordado a quienes votaron a favor de la derogación que “no se puede derogar en caliente”, así como que en Ayuntamiento el PP presentó una moción en respaldo al mantenimiento de esta figura penal que fue rechazada con los votos de PSOE, IU, Ganemos y la abstención de Ciudadanos. “Pido reflexión a Ciudadanos en Córdoba, para que rectifique como lo ha hecho su partido a nivel nacional, y también a la alcaldesa, que lo sea de todos los cordobeses y que se salte la disciplina de partido”, ha expuesto. Bellido también ha mostrado su apoyo a las familias de las víctimas que “han dicho que van a seguir recogiendo firmas hasta que los partidos políticos que apoyan la derogación cambien de opinión”.