Las familias de los desaparecidos claman contra el olvido


"Mientras una persona esté desaparecida el caso no se cierre ni judicial  ni policialmente, y esto debe ser un compromiso urgente de las instituciones", reclaman

Concentración por los desaparecidos en el bulevar del Gran Capitán.
Concentración por los desaparecidos en el bulevar del Gran Capitán. /Foto: JC

En la actualidad hay siete cordobeses desaparecidos. En España, son más de 6.000 las personas desaparecidas sin causa aparente. Por todos ellos se ha celebrado una concentración en el bulevar del Gran Capitán en la que se ha pedido que no se cierren las investigaciones policiales ni judiciales y que éstas se doten de más medios.
Antonio Zurera, hermano de Ángeles Zurera, desaparecida en Aguilar de la Frontera hace diez años, ha dicho que son “siete paisanos, siete cordobeses, siete tragedias para sus familias, porque la desaparición de un ser querido es un antes y un después que les paraliza las vidas”. Alrededor de dos centenares de personas han escuchado sus palabras en silencio, mientras portaban pancartas con los nombres y fotografías de los desparecidos en Córdoba y en otros lugares de España. Algunas personas lucían girasoles, otras pescaditos, en homenaje al pequeño Gabriel Cruz.
La petición de los familiares de los desaparecidos ha sido unánime: “Necesitamos que desde el minuto uno se pongan los medios para sus búsquedas, pero estos medios no existen”. Por esto, estas familias se han movido por su cuenta, al margen de las instituciones, y han firmado convenios para contar con oficinas de ayuda. “No tenemos ayuda jurídica ni psicológica; esta es la triste realidad”, ha añadido Zurera. Además, ha señalado que necesitan que “mientras una persona esté desaparecida el caso no se cierre ni judicial  ni policialmente, y esto debe ser un compromiso urgente de las instituciones”, a la vez que ha reclamado que “necesitan apoyo para que este gran problema sea tomado como lo que es, como un problema de Estado”.
Mientras, familiares y amigos de Paco Molina, de Ángeles Zurera, de Francisco Bonilla, de Antonio Márquez, de Rafael Muriel, o de la madre keniata y su hijo desaparecidos en Santa María de Trassierra,  atendían sus palabras en silencio y al término de la concentración señalaron que, a diferencia de otros actos similares celebrados en España este fin de semana, no se ha reclamado la prisión permanente revisable porque no es su caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here