Diputación celebra el 8-M con despidos a mujeres


Dos trabajadoras han sido despedidas de EPREMASA, una decisión que el presidente Antonio Ruiz respalda y justifica por "optimización de recursos"

Curiosa forma de celebrar el 8-M han encontrado en la Diputación provincial. Por un lado se rasgan las vestiduras  acudiendo a la huelga feminista en defensa de los derechos de las trabajadoras y por otro, acometen despidos en empresas públicas que curiosamente sólo afectan a mujeres con altos cargos. Estos hechos se han producido en EPREMASA pero los despidos cuentan con el respaldo de Antonio Ruiz, el presidente de la Diputación, que textualmente ha comentado a La Voz que “es el funcionamiento normal administrativo de una empresa pública que responde a este tipo de cuestiones optimizando los recursos”. Curiosamente una de las despedidas ha demandado a la empresa y pide despido nulo por acoso laboral. Suponemos que los responsables políticos del PSOE conocen estos hechos y aun así, consideran que esta demanda no prosperará y se ponen del lado del Director de Recursos Humanos y del gerente respaldando su decisión.
La Voz tras conocer el despido de esta dos mujeres ha querido conocer en primer lugar la opinión del comité de empresa. Tras hablar con su presidente, José María Álvarez, del CSIF, no nos hemos encontrado una actitud muy colaboradora. Nos atiende a la defensiva y no nos da ninguna información. Ni siquiera nos confirma si desde el comité han solicitado a la empresa información sobre estos despidos, porque dice que “es una cuestión interna”. Ante la pregunta de si ha contactado al menos con las trabajadoras, nos queda claro que con una sí, pero con otra no. “Si no quieren que las representemos no podemos hacer nada y lo que no queremos es perjudicarlas”, ha afirmado Álvarez.

Roldán
Antonio Ruiz./Foto:LVC

Sin embargo sindicalistas -no del CSIF- sí han querido hablar, aunque con cierto temor a posibles represalias, prefieren no dar su nombre. Para ellos -que nos cuentan haber sido testigos de situaciones poco correctas de los responsables de la empresa con esta trabajadoras- estamos ante un caso claro de venganza personal del Director de Recursos Humanos -despedido cuando gobernó el PP y readmitido cundo Ruíz llegó a la presidencia-  y también de mobbing. La justicia decidirá, porque los despidos están en los tribunales. Uno de ellos por acoso laboral.
También este periódico ha contactado con trabajadores de la empresa y nos hemos encontrado con lo mismo. Sin querer dar sus nombres por miedo a verse también en la calle nos confirman los hechos. “Una de las despedidas tuvo que abandonar la empresa un día en ambulancia por una subida de tensión y el Director de Recursos Humanos nos pidió que la dejáramos sola que era una rabieta y mucho cuento, nos dice un compañero”.
“No sabía lo que era el mobbing hasta que me ha tocado a mí”, así de claro nos habla una las trabajadoras despedidas entre lágrimas. “Después de 23 años en la empresa, en la que entré de becaria y he ido ascendiendo por méritos propios, me han hecho la vida imposible”. Nos cuenta ante nuestro asombro que “una vez tenía que ir al ginecólogo y cuando se lo dije al gerente me contestó que si iba a  que me tocaran las tetas. Está claro que es mi palabra contra la suya, pero así fueron las cosas y lo tengo todo bien armado y bien fundamentado para ir a juicio. Exijo que se limpie mi imagen. Se han inventado cosas para justificar un despido nulo pero todo lo puedo desmontar con hechos, documentos y testigos”.
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here