Primo Jurado: "Es un atentado a uno de los derechos fundamentales del ser humano"


El subdelegado del Gobierno confirma que el cóctel molotov contenía liquido explosivo que finalmente no llegó a hacer explosión

El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, no ha dudado en condenar el conato de atentado contra la parroquia de San Miguel con un cóctel molotov que no llegó a explotar. “Condeno totalmente esta actuación que atenta contra uno de los derechos fundamentales del ser humano, que es la libertad religiosa”, ha afirmado.

Ventana por la que se introdujo el cóctel molotov.
Ventana por la que se introdujo el cóctel molotov. /Foto: JC

Primo Jurado, que estuvo ayer informado del suceso desde el primer momento, ha confirmado que “evidentemente la intención era que estallase” a la vista de los primeros datos recabados en el lugar de los hechos, una habitación anexa a la sacristía con una ventana a la calle, en cuyo poyete fue descubierta a primera hora de la mañana de ayer una botella con líquido inflamable y una mecha de papel, a la que se le había prendido fuego pero que no llegó a hacer que la llama entrara en contacto con el combustible.
Según el subdelegado, “la Policía Nacional está investigando el hecho”, ya que una vez que se le comunicó el suceso fue la Policía científica la que se hizo cargo de la investigación con un pormenorizado análisis del lugar en el que estaba la botella para recabar los datos necesarios que puedan dar con el autor o autores del suceso que podría haber tenido graves consecuencias de haber visto cumplido su objetivo.
Al poco de conocerse el hecho, el Obispado de Córdoba emitió un comunicado en el que anunciaba que iba a interponer la correspondiente denuncia en la Comisaría conjunta de la plaza de Judá Leví.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here