Junta y Ayuntamiento, a la gresca por los ascensores


Pedro García afirma que Josefina Vioque tiene "un sentido del humor difícil de entender o su temeridad política no tiene límites"

La delegada territorial de Fomento, Josefina Vioque, no sabía que al reclamar a la Gerencia de Urbanismo más celeridad a la hora de conceder la licencia para la instalación de ascensores iba a abrir la caja de los truenos y se iba a volver en su contra la gestión que la Junta realiza en esta materia y que tantas protestas, tanto políticas como de afectados, ha generado en los últimos años. Tras pedir agilidad burocrática, Pedro García le ha respondido a Vioque que tiene “un sentido del humor difícil de entender o su temeridad política no tiene límites”.

Josefina Vioque, en una instalación de ascensor. ascensores
Josefina Vioque, en una instalación de ascensor. /Foto: LVC

Junto a esto, el presidente de la Gerencia de Urbanismo ha relatado que donde están los retrasos en la instalación de los ascensores es en la propia Consejería de Fomento, donde las ayudas se aprobaron en julio de 2017 pero no se concedieron hasta abril de 2017, momento en el que la delegada firmó la resolución pertinente. En mayo de 2017 se presentaron en la Gerencia la solicitud de 45 licencias, a las que se les dio prioridad “por ser ayudas públicas y por abordar la resolución de un tema tan importante como es la accesibilidad”, y de éstas se concedieron 37 en los seis meses restantes. Las siete que queda -hubo una renuncia- cuentan con problemas de todo tipo que no es fácil resolver.
“Que hable de celeridad o tomarse las cosas en serio quien ha tardado nueve meses en resolver unas solicitudes de rehabilitación, dos años en conceder y pagar las ayudas al alquiler que deberían ser inmediatas y todos los años que lleva de delegada sin convocar los órganos de seguimiento y participación del Área de Rehabilitación de la Axerquía, a pesar de las reiteradas solicitudes municipales recibidas, es de tener un sentido del humor difícil de entender o su temeridad política no tiene límites, o las dos cosas, porque que la delegada haga esta gracieta hablando precisamente de ascensores resulta hiriente”, ha añadido Pedro García.
El hecho de que Vioque haya destapado la caja de los truenos ha reavivado la polémica de las más de 400 edificaciones que llevan años esperando la ayuda de la Junta para la instalación de un ascensor, de las que algunas han llegado, incluso, a desembolsar su parte correspondiente del presupuesto y que ha sido llevado a los tribunales. “Hay que recordar que hay cientos de comunidades de propietarios de la ciudad de Córdoba, alrededor de 400, que sufrieron un engaño de la Junta de Andalucía a finales de la década anterior y principio de ésta, porque la Junta les prometió por encima de sus posibilidades, embarcó a las comunidades a que se reunieran, solicitaran el ascensor, abrieran una cuenta, ingresaran su parte, se hicieran los proyectos, pagasen la licencia de obras y después resultó que la Junta no había reservado el dinero que decía tener y las comunidades llevan años esperando una respuesta, con cordobeses atrapados en sus viviendas”, ha añadido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here