"Querían reconquistar la mezquita de Córdoba"


El testimonio de un mosso infiltrado en una célula yihadista de Terrasa desvela que los terroristas querían cometer atentados contra lugares emblemáticos

cuatro mezquita
Vehículo del Cuerpo Nacional de Policía./Foto: LVC

“Querían hacer la guerra en España y reconquistar la mezquita de Córdoba”. Ésa es una de las afirmaciones que ha realizado, este martes, un mosso d’Escuadra, que permaneció seis meses infiltrado en una célula yihadista ubicada en la ciudad catalana de Terrasa y de las que se han hecho eco varias agencias y el diario ABC en su edición cordobesa.
Gracias a la declaración de este agente de la policía autonómica catalana en la Audiencia Nacional, se ha podido saber que el cabecilla del comando radical era un español converso al Islam, que responde al nombre de Antonio S.M.
Con un total de diez acusados perteneciented a la célula ya ante el juez, el mosso ha explicado que su presunto líder “estaba de acuerdo con la petición de Daesh de ir a Siria a combatir o hacer daño en la tierra de cada uno y dijo que esta era la tierra de nuestros abuelos, Al Andalus y quería hacer algo aquí, es decir un atentado terrorista”, ha declarado el mosso. De tal modo que la Fiscalía ha considerado que la célula pretendía cometer atentados contra lugares emblemáticos de Barcelona, como el Parlament y otros ubicados en otros lugares de España como la Mezquita-Catedral de Córdoba.
Una de las partes más impactantes de su testimonio ha estado en su relato a cerca del tiempo en que estuvo infiltrado en la célula, a la que accedió a través de frecuentar una mezquita. El mosso requirió de la ayuda de dos personas de una unidad de apoyo del Cuerpo “para descargar la carga emocional de ver tantos vídeos de decapitaciones y acciones de Daesh”. Un hecho que le permitía tener “un tiempo de relajación ante tanta contaminación” en función de cómo se sintiera de “estresado ante tanta violencia”.