Centro Córdoba rechaza el cambio de nombre a Cruz Conde


Los comerciantes alegan "el coste de oportunidad de perder el posicionamiento" que necesitaría de una inversión y de años para recuperar

Calle Cruz Conde.
Calle Cruz Conde. /Foto: LVC

En el día de ayer la asociación Centro Comercial Abierto Centro Córdoba registró un escrito donde expone, tras las consultas realizadas y deliberación de sus órganos directivos, su desaprobación al posible cambio de nombre de una de las calles principales de la asociación y de la capital como es la calle José Cruz Conde. En dicho escrito, dirigido a la Presidencia del Consistorio, Isabel Ambrosio, se exponen los principales motivos por los que se desestima dicho cambio y se le solicita la posibilidad de mantener una reunión para exponer con más detalles dicha decisión.
Entre los motivos se expresa los siguientes:

  1. Por razones precisamente históricas de nuestra reciente democracia, ya que la asociación entiende que dicha calle lleva rotulada desde comienzos de la democracia, tiempo en el que no ha habido un sentimiento o deseo coherente ni mayoritario para proceder a su cambio o modificación, tiempo el que ha habido diferentes consistorios de diferente color político.
  2. Por su referencia a la persona, entendiendo que la vida de José Cruz Conde, marcó un antes y después de la modernidad de nuestra capital, y en sus escasos pero prolíferos años de alcalde sirvieron para diseñar concretamente lo que en gran medida es el centro de nuestra ciudad, entre otras actuaciones de relieve. Es, según los cronistas de nuestra historia más reciente, una de las personas que más influyó en el futuro urbanístico y modernista de nuestra ciudad así como turístico siendo en su época el responsable de la creación del Patronato Turístico y de llevar la marca Córdoba a la Exposición Iberoamericana de Sevilla, lo que le provocó numerosos enfrentamientos con la sociedad de la época de la capital hispalense, al ser nombrado Comisario Regio de la Exposición Iberoamericana de Sevilla, y gobernador de Sevilla. Todavía se puede reconocer en la actual Facultad de Arquitectura Técnica de Sevilla, la réplica de la Torre de San Nicolás que era parte del pabellón de Córdoba en dicha exposición internacional.
  3. Por su exigua participación política, salvo por su posicionamiento claramente monárquico, lo que le llevó a exiliarse durante los años de la contienda en diferentes embajadas en la capital de España, siendo repudiado y odiado por ambos bandos al unísono durante este tiempo, tal y como queda de manifiesto en sus memorias escritas durante el asilo en dichas embajadas donde falleció meses antes de la finalización de la contienda.
  4. Desde punto de vista de las circunstancias y el momento actual, la asociación Centro Córdoba no entiende que estos temas se configuren de vital importancia para la ciudad y para sus actuales dirigentes, más a sabida cuenta de los datos económicos tan desfavorables que tiene nuestra provincia y especialmente nuestra capital, la última en crecimiento del PIB en el 2016 y 2017 de nuestra comunidad, -del 1,9 frente al 3,2 de Andalucía y el 3,1 de España-, con un cifra récord de parados, una incesante caída de la población desde los años de crisis por falta de expectativas, y más de cerca al tema que nos atañe, con una desbocada e incesante clausura de comercios en la calle premium de la capital como es la calle José Cruz Conde en los últimos dos años, con la consiguiente pérdida de empleos, algunos de los cuáles llevaban décadas existiendo.
  5. Por último, desde el punto de vista económico, donde dicho cambio acarrearía desde el punto de vista empresarial, gastos a los empresarios de los locales y oficinas existentes, entre los que se encontraría los gastos por cambios de domicilio en escritura pública y su correspondiente registro, gastos de asesoría por la tramitación de ellos, así como de material de merchandising, como bolsas o de comunicación, que se podría estimar por comercio entre los 1.500 y los 4.000 euros, así como el coste de oportunidad de perder el posicionamiento que actualmente tiene la actual denominación, a otro que tardaría en llegar y que exigiría por otro lado invertir económicamente, siempre y cuando este cambio no se configurara en una situación irreversible y fuese la puya final al cierre de esta calle empresarial y comercial, al ubicarse la proyección comercial en otras zonas de la capital, todo esto en unos momentos nada pujantes para el comercio y empresariado de la zona centro como indicamos desde la asociación.
El escrito firmado por el presidente de Centro Córdoba, Manuel Blasco, finaliza indicando que estas razones son tan plausibles como cualquier otras, y están basadas tanto en hechos históricos tan válidos como otros, así como en los efectos que dicha acción conllevaría, y son estos efectos a futuro, los que realmente desea subrayar, para hacer patente nuestra disconformidad al cambio de denominación de la calleJosé Cruz Conde.