El PP tilda de "cortina de humo" el debate sobre el sexismo en la Feria


La concejal popular Amelia Caracuel denuncia que "el diálogo con los colectivos de la Feria se acabó cuando terminó la comisión"

El PP considera que Ganemos le ha ganado la partida a la concejal de Promoción de la Ciudad, Carmen González, en el tema del sexismo en la Feria de Nuestra Señora de la Salud y que por eso se ha generado “esta cortina de humo”. Así lo entiende la concejal popular Amelia Caracuel, quien ha recordado que en septiembre de 2017 se aprobó en el Pleno por unanimidad una moción para la elaboración de un código de buenas prácticas que evite el acoso sexual en el recinto de El Arenal. “¿Dónde está el código?”, se ha preguntado la edil del PP.

Uno de los coros, ante la portada de la Feria.
Uno de los coros, ante la portada de la Feria. /Foto. LVC

Caracuel, quien ha defendido la adopción de medidas contra el acoso sexual, entiende que desde septiembre “no se ha hecho el trabajo” de elaborar esta normativa y ha sido Ganemos la que ahora ha presentado una serie de modificaciones en las bases para la adjudicación de las casetas. Sobre este hecho, ha añadido que “Carmen González ha vuelto a mentir una vez más, ya que en noviembre de 2017, cuando se conocieron las conclusiones de la Comisión de la Feria, dijo que no daba tiempo a introducir las reivindicaciones en las bases para este año porque ya estaban publicadas”.
Todo este debate es, en su opinión, “una cortina de humo para tapar el retraso de las bases que reclaman los caseteros”, por lo que “hay que centrar el debate y quitarle la careta a la concejal, quien de forma marrullera ha querido tapar el incumplimiento una vez más del acuerdo de Pleno”.
Según ha explicado Caracuel, la situación de la Feria de la Salud es delicada, puesto que “el diálogo con los colectivos se acabó cuando  terminó la comisión” y desde entonces no se ha hecho nada. Además, si se aceptan las propuestas de Ganemos, se pregunta que “a qué van a someter a los comerciantes, quiénes van a ser los censores y los castigadores, y quien va a vigilar si se cumple o no se cumple la norma”.