El Ayuntamiento hará un plan de usos para el cuartel de Lepanto


La delegada de Participación Ciudadana, Alba Doblas, ha anunciado que entre los objetivos de su concejalía para este año figura la redacción de un plan de usos para los espacios que aún quedan por ceder del cuartel de Lepanto para “desarrollarlo de forma ágil cuando esté a nuestra disposición”. Esta antigua instalación militar, que fue cedida en 2000 gracias a un convenio entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Defensa no ha sido traspasada en su totalidad, por lo que quedan aún unos flecos pendientes.

Farmacia militar en el cuartel de Lepanto.
Farmacia militar en el cuartel de Lepanto. /Foto. LVC

Entre estos, destaca en el caso de Lepanto tanto el edificio conocido como farmacia militar como los pabellones recayentes a la Ronda del Marrubial y que aún mantienen su uso como residencia para militares. A esto hay que añadir el cuartel de la Trinidad y las Caballerizas Reales. Todos ellos están pendientes de negociación del Ayuntamiento con Defensa y el caso más llamativo de todos ellos es el de las Caballerizas, que ha protagonizado algún desencuentro en los últimos meses.
Cuando fue cedido en 2000 el cuartel de Lepanto, se destinó a Biblioteca Central, Casa Ciudadana, sede del Imdeco, así como a la apertura de unos jardines públicos.
Aunque Alba Doblas quiere buscar una utilidad a la antigua farmacia militar, la alcaldesa, Isabel Ambrosio, adelantó hace un par de años su intención de mantener el proyecto presentado por el gobierno municipal del PP de ubicar en este espacio un centro comercial con 50 puntos de venta al que se trasladaría el mercado de la plaza de la Mosca. Según el proyecto presentado por José Antonio Nieto, este espacio, de casi 4.500 metros cuadrados de superficie, dedicaría una planta sótano a carga y descarga, y a aparcamientos. La zona comercial estaría en una única galería, con unos puestos de alrededor de 14 metros cuadrados. Junto a ellos habría una zona destinada para restauración, productos con denominación de origen y comida informal. En la planta alta se situaría un restaurante con vistas al patio interior Esta operación contaría con la colaboración de Mercasa y tendría un importe de seis millones de euros.
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here