Un consenso, sólo de palabra, sobre el callejero


Representantes municipales de PP, PSOE e IU debaten durante más de una hora sobre el callejero franquista sin llegar a un punto de acuerdo

En la ronda de intervenciones finales de la mesa redonda organizada por la tertulia La Crátera en el Círculo de la Amistad sobre los cambios en el callejero propuestos por el dictamen de la Comisión Municipal de Memoria Histórica se habló mucho de consenso por parte de los representantes de PSOE y PP, pero la postura de los primeros ya está definida después de que la alcaldesa, Isabel Ambrosio, afirmara hace unos días que su grupo votará la integridad de dicho dictamen.

Asistentes a la mesa redonda sobre el callejero. consenso
Asistentes a la mesa redonda sobre el callejero. /Foto: JC

La representantes de IU, Alba Doblas, no admitió el más mínimo resquicio para aplicar la de forma menos extensiva y acepta de forma monolítica el dictamen de la comisión, con sus aciertos y con sus errores, y llegó a afirmar que “a nadie se le ocurriría ponerle una calle a Bretón por muy bien literato que fuera”. El concejal socialista Emilio Aumente no fue tan drástico en sus intervenciones y defendió que “lo único que nos diferencia son tres calles, por lo que deberíamos llegar a un consenso para dar todos el mismo apoyo a la ley”. También señaló, desde un enfoque de autocrítica, que “los políticos somos dados a ver dónde buscamos votos y perdemos el consenso, porque el bueno pactar y a la sociedad le viene bien”.
En este punto, el portavoz del PP, José María Bellido, rescató las “soluciones creativas” que en su momento propuso el propio Aumente para buscar el consenso, de las que dijo que “salvo cuatro por los extremos, todos van a estar de acuerdo”, aunque lamentó que las últimas declaraciones de Ambrosio han echado por tierra esta iniciativa de los socialistas.
El cuarto invitado era el catedrático jubilado de la UCO José Javier Rodríguez Alcaide, quien relató su experiencia como nieto de un alférez de la Guardia Civil y de un médico masón fusilado en Ronda del que se desconoce el lugar de sus restos. Desde su experiencia como diputado en las Cortes Constituyentes por la UCD defendió mantener el nombre de las calles desde el espíritu en que se realizó la transición en España tras la muerte de Franco. “Fui diputado constituyente y los del PSOE, PCE y UCD hicimos una constitución para la paz”, añadió.