El circuito de El Tablero: un año de abandono


El portavoz de UCOR denuncia que después de año de aprobarse por unanimidad el arreglo, "ni medidas urgentes ni no urgentes, nada ha cambiado"

Hace precisamente un año, todas las fuerzas políticas del Ayuntamiento aprobaron por unanimidad una moción presentada por UCOR en la que se pedía que se analizaran las deficiencias del circuito de El Tablero y que se destinara la partida necesaria para su arreglo y mejora. Al cabo de un año no se ha hecho nada y por este motivo este mismo grupo político vuelve a repetir la moción para que se actúe en esta infraestructura deportiva que cada día es usada por cientos de cordobeses para diversas prácticas deportivas.

IMG 3448
Circuito natural del Tablero. /Foto: LVC

El portavoz de UCOR, Rafael Serrano, ha señalado que “ha pasado un año desde la aprobación de esta moción sin que nada haya cambiado, sin que nada se haya puesto en marcha como puede ver cualquier cordobés que se acerque por este lugar”. Este edil ha denunciado el “estado de abandono” en que se encuentra el circuito y que esta circunstancia se acentúa en los días de lluvia. “Los días de lluvia dejan impracticable muchas zonas del circuito, teniendo que mejorar este aspecto para que las personas que allí se desplazan a diario no sufran las consecuencias de un mal mantenimiento y puedan desarrollar su actividad física sin problemas”, ha explicado.
Además, “toda la maquinaria para hacer deporte sigue totalmente obsoleta y en muchos casos inutilizable, por no hablar de la señalización, bastante mejorable, y si nos salimos de la pista de footing sólo nos encontramos tierra o árboles, nada de la zona verde que debe caracterizar a este espacio de deporte para todos los cordobeses”. Por todos estos motivos, Rafael Serrano ha señalado que “ante este estado de abandono nos vemos nuevamente obligados a denunciar la situación y volver a reclamar que se tomen medidas urgentes, tal y como se aprobó en el tercer acuerdo de la moción conjunta y que después de un año, ni medidas urgentes ni no urgentes, nada ha cambiado”.