Aumente acusa a los notarios de "deslealtad" y "falta de educación"


El concejal de Presidencia dice que "no es obligatorio" pagar el alquiler y niega que los protocolos tengan que trasladarse a Sevilla

La alarma encendida por el archivero notarial de Córdoba, Manuel Rodríguez-Poyo, de que el archivo de protocolos podría salir de Córdoba ha tenido rápida respuesta por parte del Ayuntamiento, en concreto por el teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente, quien ha rechazado estas acusaciones y ha señalado que los notarios actúan con “deslealtad y falta de educación”, cuando se están buscando por parte del gobierno municipal “soluciones alternativas”.

Estado de la documentación notarial en Mercacórdoba. notarios
Estado de la documentación notarial en Mercacórdoba. /Foto: JC

Después de que Rodríguez-Poyo afirmara que si el Ayuntamiento dejaba de proporcionar, por cesión o alquiler, un espacio para la custodia de estos documentos corría el riesgo de que este fondo documental fuera a parar a Sevilla para siempre, el concejal socialista ha señalado que “no es obligatorio” para el Consistorio el pagar una nave y que “tampoco es cierto” que este archivo se tenga que ir a Sevilla. Pese a que los guardados en una nave están en unos armarios compactos, los depositados en unas dependencias de Mercacórdoba han merecido las críticas del concejal de Presidencia por la forma en que están amontonados.
Según Aumente, el Ayuntamiento no podía seguir prorrogando el alquiler de una nave en La Torrecilla por 14.000 euros al año y que esta situación se la trasladó a los notarios en agosto, momento en el que junto a ellos “se han estado viendo locales municipales, pero no cumplían los requisitos”. Por esto afirma que ha habido “deslealtad” al criticar una actuación cuando desde el gobierno municipal se están buscando soluciones. En concreto, ha informado de que actualmente se está en proceso de adquisición de una nave de 800 metros cuadrados, por 400.000 euros, para el Archivo Municipal y se va a ver si es posible dedicar un espacio de la misma a los protocolos notariales.
Cada notario custodia sus protocolos por espacio de 25 años. Cumplido este tiempo pasan a este archivo en donde se realizan, según Rodríguez-Poyo, entre 250 y 300 consultas al mes. Si se trasladara a Sevilla los interesados tendrían que acudir allí, ya que la solicitud tiene que se presencial. Cuando estos documentos cumplen 100 años de antigüedad pasan automáticamente al Archivo Histórico Provincial de la localidad en la que estén, y que hasta el momento es el de Córdoba.