Agreden a dos funcionarios de la prisión


Otros dos internos son aislados después de destrozar mobiliario y de generar un ambiente de tensión en el módulo 10 de la cárcel.

En el día de hoy, a las 09:00 en el módulo 10 y durante la revisión diaria de celdas, los funcionarios de servicio en el departamento llaman la atención al interno B.D.A. de nacionalidad rumana y 29 años de edad, sobre el lamentable estado de limpieza y suciedad que presentaba su celda, a lo que el interno responde de manera sorpresiva comenzando a golpear a uno de los dos funcionarios presentes tirándole puñetazos y patadas alcanzándole en ojo izquierdo, nuca, cuello, y derribándolo al suelo, según ha informado el sindicato Acaip en un comunicado. Acto seguido se tira hacia el otro compañero derribándolo también tras golpearle con los puños en la nuca y en el cuello. Tras dejar a ambos funcionarios tirados en el suelo, el interno baja a la sala de día para intentar pasar desapercibido entre el resto de la población reclusa.
Centro penitenciario de Alcolea. / Foto: LVC funcionarios
Centro penitenciario de Alcolea. / Foto: LVC

Momentos después al sacar al interno agresor para su traslado al módulo de aislamiento varios internos del módulo 10 empiezan a vociferar y a gritar a los funcionarios allí presentes, intentando levantar al resto de la población reclusa del departamento, con el consiguiente riesgo para la integridad física de los allí presentes. Hay que resaltar que gracias a la rápida y eficaz intervención y actuación de los funcionarios y del Sr. Jefe de Servicios se pudieron resolver los hechos sin tener mayores consecuencias de las anteriormente descrita, siendo trasladados al módulo de aislamiento por este motivo cuatro internos.
Los funcionarios agredidos fueron inmediatamente atendidos en la Enfermería del Centro y derivados al Centro Hospitalario San Juan de Dios para evaluar el alcance de las lesiones sufridas.
El resto de la mañana transcurre con momentos de gran tensión en el módulo 10, teniendo que ser aislados dos internos más por increpar y amenazar a los funcionarios allí presentes y causar graves destrozos en el mobiliario del departamento.
Desde el sindicato Acaip se ha denunciado “en repetidas ocasiones la grave situación que se vive en el Centro Penitenciario de Córdoba, con una falta alarmante de personal, un excesivo número de internos (muchos de ellos con patologías psiquiátricas), siendo de los Centros que registran mayor número de población reclusa en España, y un elevado número de incidentes regimentales graves, sin que esas protestas hayan tenido desgraciadamente respuesta por la Dirección de este Centro”.
Así mismo, Acaip “se encuentra inmerso en un proceso de movilizaciones denunciando la caótica situación y el riesgo real de colapso que sufre la Institución Penitenciaria debido a la política ejercida por los responsables de la Secretaría General, que en ningún momento han dado respuesta y mucho menos soluciones a los gravísimos problemas que afectan a nuestro sector, tales como la falta de personal, de medios adecuados y suficientes, el no reconocimiento de agentes de autoridad en nuestro trabajo, y la falta de un protocolo de agresiones efectivo siendo el actual a nuestro entender totalmente insuficiente”.