La finalización del Centro de Convenciones se podrá licitar en febrero


Emilio Aumente informa de que la obra se encuentra al 46 por ciento de ejecución y que faltan por realizar "los acabados"

El teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente, ha adelantado que el gobierno municipal tendrá vía libre para licitar la obra que falta por realizar en el Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC), calculada en un 46 por ciento, a partir de febrero, una vez cuente el Ayuntamiento con un informe, preceptivo aunque no vinculante, del Consejo Consultivo de Andalucía que se le ha solicitado por acuerdo de la Junta de Gobierno Local.

Centro de Convenciones.
Centro de Convenciones. /Foto. LVC

La documentación que ahora se envía al Consejo Consultivo corrige los fallos detectados en la misma cuando se le remitió por primera vez el pasado verano para iniciar el expediente para la rescisión por incumplimiento del contrato con la empresa Ucop. “Había algunos defectos de forma y sobre todo de trámites que no se habían efectuado de acuerdo con lo que el Consultivo había visto”, por lo que “devolvió el expediente para tramitar de forma correcta, algo que se ha hecho”, ha explicado.
Aumente ha informado de que el grueso de la obra ya está realizado y que ahora lo que falta son “los acabados”, por lo que según la previsión estimada el proyecto podría estar concluido para final de año. Este concejal espera que el dictamen del Consejo Consultivo avale las tesis del gobierno municipal, aunque ha insistido en que “no es vinculante”. Al ser preceptivo, una vez se cuente con el documento, el Ayuntamiento podría continuar con los trámites para finalizar la adaptación del pabellón del Parque Joyero a Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones.
Una vez que la empresa Ucop abandonó los trabajos después de que el Ayuntamiento se negara a admitir unos modificados de obra que incrementaban considerablemente el presupuesto, se han instalado en el recinto unas medidas de seguridad, así como sellar algunos accesos y poner defensas en el exterior, como ha explicado el concejal socialista. El resto de la vigilancia, según Aumente, “en teoría consiste en que la empresa tiene una persona que viene una vez al mes”.