Control de alcoholemia para los conductores de la Cabalgata

20

El teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente, explica que el motivo de la medida atiende a la seguridad

Emilio Aumente./Foto: LVC

El teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Córdoba, Emilio Aumente, ha comparecido en la mañana de este miércoles, a fin de profundizar en algunos de los detalles sobre el operativo de la Cabalgata de Reyes. Un evento para el que se adoptarán numerosas medidas de prevención, entre las que destaca un control de alcoholemia previo a cada uno de los conductores del cortejo. En este sentido, el concejal ha explicado que la medida -que será la primera vez que se aplique- no se realiza “porque desconfiemos, sino que es un elemento de seguridad”. A lo que ha repuesto que, “si hubiera un accidente, los responsables seríamos nosotros”.
 
Otro de los aspectos en los que ha incidido Aumente ha radicado en que la comitiva saldrá a las 16:30 del Arcángel. “Los Reyes vendrán de la Federación de Peñas y se incorporarán a la altura de la portada de la Feria”. De tal modo que el cortejo llegará a las 17:00 horas a la plaza de Santa Teresa”. Una vez arribe al puente de San Rafael, el edil ha subrayado que, dicho tramo, “se hará lo más rápido posible y no se tirarán caramelos”. Como tampoco “se permitirá que la gente se suba a los pretiles”.
Evitar accidentes a toda costa
El teniente de alcalde ha puesto de relieve, a lo largo de toda su intervención, lo meticulosos que están siendo en materia de seguridad. Ejemplo de ello se halla en el dispositivo previsto para el final de la Cabalgata, en la avenida Agrupación Córdoba. Al final de la misma habrá varios autobuses de Aucorsa, que recogerán a las personas que integran el cortejo y las llevarán de vuelta al Arenal. “En las carrozas no puede ir nadie. Nadie es nadie”, ha sentenciado Aumente. Éste ha explicado que, “el año pasado hubo un pequeño accidente”, y no desean dar opción a que se reproduzca.
Por otra parte, en cada carroza irá una persona responsable de la misma, y seis personas más “para que a ningún crío le pase nada”. A ello hay que sumar dos auxiliares, “para evitar que los niños se metan debajo de las bateas”, por ejemplo. Asimismo, Aumente ha explicado que han ampliado el itinerario vallado, con unas vallas elásticas, “como las de semana santa”. Éstas estarán ubicadas en los tres puntos donde hay más acumulación de público. A lo que hay que añadir cuatro ambulancias, un vehículo de apoyo y otro de intervención rápida; además de contar co la coordinación con la Policía Nacional, “que también prestará su magnífico servicio en la Cabalgata”.
El tiempo
“Todo depende del tiempo. Soy optimista y creo que vamos a tener Cabalgata”, ha vaticinado el edil socialista. Asimismo, ha descartado la posibilidad de adelantar la fecha de este evento. Una medida que ha catalogado de “error”.
 
Agradecimiento a la Policía Nacional
En otro orden de cosas, Aumente ha realizado un breve análisis de los dispositivos de seguridad tanto de Nochebuena como de Nochevieja. Ello para “agradecer trabajo de la Policía Nacional y, en especial, al comisario jefe, que ha hecho un trabajo magnífico de coordinación”. Sobre todo, el edil ha insistido en la jornada del 31 de diciembre por la noche, a consecuencia de las dificultades que planteaba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here