Macro operación de la Guardia Civil contra la droga


La Guardia Civil incauta más de 1 kilo de droga MDA y 27 kilos de heliotropina, ubicados en laboratorios de Peñarroya y Belmez.

La Guardia Civil, en el marco de la Operación Tomillo, pionera en la provincia cordobesa, ha desarticulado tres laboratorios, muy sofisticados, en plena producción de droga sintética (MDA). Los laboratorios estaban ubicados en Belmez y Peñarroya y se encontraban en distintas fases de funcionamiento, uno de ellos era un domicilio exclusivo para esta práctica; otro se encontraba en modo de reserva del principal y el último fue desmantelado sin funcionar pero con vocación de ser el fundamental, según detalla el comandante jefe de la operación.

Incautación de producción de drogas sintéticas. Foto: LVC.
Incautación de producción de drogas sintéticas. Foto: LVC.

En concreto, los agentes han incautado 1 kilo de droga MDA y 27 kilos de heliotropina y el equipo de investigación de la Guardia Civil afirma que este tipo de sustancias estupefacientes tenían una capacidad potencial para elaborar 100.000 dosis de droga, debido a la materia prima que tenía, según explica el comandante jefe de la operación. A su vez, los agentes estiman que estos laboratorios han estado funcionando como mínimo 3 años, siendo un mercado que estaba comenzando a extenderse por Andalucía y la Comunidad de Madrid.  De hecho, el grupo criminal pretendía minimizar los posibles riesgos ante una actuación policial, con la idea de trasladar el laboratorio principal a un chalet ubicado en una barriada próxima a Córdoba capital, donde su presencia pasaba más desapercibida.

Desmantelamiento de laboratorios de drogas sintéticas. Foto: LVC.
Desmantelamiento de laboratorios de drogas sintéticas. Foto: LVC.

La Guardia Civil ha detenido a los cuatro integrantes del grupo, cuya edades rondan los 35 y 48 años. El perfil de los detenidos   es de autodidáctas en la elaboración de MDA y heliotropina, ya que ninguno de ellos obtuvo licencia en Química. Aún así, los detenidos tenían gran conocimiento en su preparación y en el tipo de consumidores que demandan estas drogas sintéticas. El grupo criminal tenía como principal objetivo el aumento del consumo de los estimulantes y de los alucinógenos, cuyo efecto es “muy duradero”, según subrayan los agentes. Y es que se trata de un consumo menos generalista aunque no sea la droga más común incautada en la provincia, como la cocaína y el hachís. 
Desmantelamiento de laboratorios de drogas sintéticas. Foto: LVC.
Desmantelamiento de laboratorios de drogas sintéticas. Foto: LVC.

La línea de investigación, que aún continúa abierta, comenzó el pasado año, tras sospechar la Guardia Civil, que un grupo organizado se estaba dedicando a la elaboración y distribución de drogas sintéticas en grandes cantidades, con las que podrían haber estado abasteciendo a toda la provincia cordobesa y varias localidades cercanas de otras provincias andaluzas. La Operación Tomillo ha llevado a cabo cinco registros domiciliarios, tres de ellos de manera simultánea en Peñarroya y Belmez y dos a continuación tras detener a los integrantes.

Posteriormente, se identificó a un vecino de la localidad de Belmez, quien se había estado abasteciendo de una importante cantidad de sustancias precursoras tales como heliotropina (piperonal), sustancia que se utiliza principalmente para la elaboración de drogas psicotrópicas como MDA (tenamfetamina). También se comprobó que el mismo disponía de un sofisticado laboratorio para la elaboración de las citadas drogas en su domicilio.

Desmantelamiento de laboratorios de drogas sintéticas. Foto: LVC.
Desmantelamiento de laboratorios de drogas sintéticas. Foto: LVC.

Y es que con el desarrollo de la investigación se averiguó que esta persona figuraba en un primer escalón de un grupo perfectamente organizado, que contaba con otras dos personas para el abastecimiento de las sustancias psicotrópicas a los escalones inferiores, “camellos”, que eran los encargados de la distribución final al consumidor. Uno de estos “camellos” se encargaba del abastecimiento en la zona norte de la provincia, la localidad de Peñarroya-Pueblonuevo y la comarca del Guadajoz, mientras que el otro se ocupaba de la zona de Córdoba capital.