La mesa más elegante en Nochebuena


La tendencia es evitar lo recargado y lo vintage para apostar por lo sencillo, sobrio y elegante con algún toque innovador, según nos explica Mercedes Cabrera

Llegan las Fiestas de Navidad y a muchas personas les encanta convertirse en grandes anfitriones sorprendiendo a sus familiares y seres queridos en Nochebuena con una cena exquisita. Y para ello, no sólo ponen a prueba sus dotes en la cocina o echan mano de las mejores recetas, sino que intentan que la decoración y los elementos que compongan la mesa sean los más acertados.
En este sentido, Mercedes Cabrera, asesora gastronómica en el Real Circulo de la Amistad de Córdoba, nos aporta algunas ideas de decoración para alcanzar el éxito en una ocasión tan especial en la que, “aunque lo verdaderamente importante es la llegada de Jesús a nuestras casas, es ilusionante engalanar nuestra mesa”. “Lo primero que hay que saber es que las cosas están volviendo al tradicional dicho; menos es más”, señala Cabrera. “La moda de lo recargado está desapareciendo y ahora se estila ir más al detalle y a los elementos de valor partiendo de una buena vajilla, cubertería o cristalería”, añade la asesora.

Mercedes Cabrera, decoradora y experta en protocolo. Foto: LVC.
Mercedes Cabrera, decoradora y experta en protocolo. Foto: LVC.

En esta línea, Mercedes nos presenta una mesa completamente preparada para la cena del 24 de diciembre en la que sobresale una elegante vajilla francesa de alta calidad que presenta un detalle floral en tono verde olivo, uno de los colores más acertados para esta época, “al igual que lo son, sin duda, los tierras, granates y rojos apagados o el verde bosque”, destaca Cabrera. “Lo fundamental para no fallar en la organización y decoración de una mesa, es contar con una vajilla y cristalería elegantes, y hay que decir que hoy por hoy se está llevando mucho mezclar piezas distintas para dotar la mesa de un aspecto más innovador”, añade.
“Jugar con platos pertenecientes a distintas vajillas o incluso copas de distinto color o estilo, rompe con la dinámica tradicional de la mesa y le aporta un toque divertido pero esto también hay que saber hacerlo bien utilizando elementos de calidad para que el resultado sea bueno”, advierte Mercedes. “No hay que confundir esta tendencia con la búsqueda de lo recargado o la moda de lo vintage de este tiempo atrás, algo que ya está desapareciendo y que puede provocar que se caiga en muchos errores”, subraya Mercedes.
Vajilla de Mercedes Cabrera. Foto: LVC.
Vajilla de Mercedes Cabrera. Foto: LVC.

Los manteles blancos son siempre una apuesta segura.
Con respecto a la mantelería, “antiguamente el mantel que se utilizaba para la cena de Navidad siempre era blanco pero ahora se contemplan más colores”, “siguiendo la tendencia clásica recomiendo decantarse por los tonos claros y suaves, por lo que para esta mesa me he decido por un género sencillo en verde pálido y las servilletas en un blanco roto de hilo, un tejido muy elegante y agradable al tacto”, destaca la asesora.
Otro elemento que no puede faltar en una mesa de Navidad, son las velas que además de aportar el toque de iluminación romántico y acogedor que toda ocasión especial requiere, constituyen un símbolo ligado al invierno, el frío y la época en la que nos encontramos. “Con dos candelabros que sostengan dos largas velas es suficiente en el caso de 6-8 comensales, que es lo ideal en una mesa para garantizar la armonía y una conversación dinámica durante el encuentro o la cena de Navidad”, explica Mercedes. “Si decidimos colocar alguna vela más pequeña en el entorno de la mesa aún quedará más completa”, añade.
 
Mesa auxiliar para la cena de Navidad. Foto: LVC.
Mesa auxiliar para la cena de Navidad. Foto: LVC.

En cuanto a los brillos y elementos de decoración que se puedan incorporar a la mesa, la asesora los evita. “Nada de purpurinas y destellos en la mesa que aportan un toque demasiado escénico y exagerado”. “Para una cena en casa y familiar como ésta es mejor apostar por lo sobrio y con un centro de flores naturales aportas la belleza que le hace falta”, aclara.
Detalles de la mesa del hall. Foto: LVC.
Detalles de la mesa del hall. Foto: LVC.

Por otro lado, es muy importante montar una mesa auxiliar para tener lo más importante a mano; el pan, la jarra del agua, que “si es de cristal de bohemia o es una pieza en plata, por ejemplo, quedará estupenda”, los platos para el postre… “Esta mesa debe estar cuidadosamente decorada y en sintonía con la principal, así como acompañada también de un pequeño centro o jarrón compuesto de las mismas flores naturales para que aún guarden más armonía ambas mesas”, incide Mercedes. “Un acierto seguro para el centro floral es utilizar lentisco o la flor de pascua entrelazada con eucalipto que está muy de moda”, concluye la asesora.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here