El problema catalán llega a Córdoba


El Círculo de la Amistad acoge una conferencia en la que se aborda la situación de Cataluña, desde una perspectiva jurídica

Participantes en la conferencia-coloquio sobre el problema catalán./Foto: LVC

La Asociación de Fabricantes y Empresas de Servicios de Córdoba (ASFACO) ha celebrado este lunes una conferencia-coloquio titulada, ¿Qué pasa en Cataluña? Una mirada jurídica ante el desafío independentista. La misma ha contado con la participación del despacho de abogados Montero & Aramburu y la colaboración del Círculo de la Amistad de Córdoba. En la mesa redonda han participado juristas tan prestigiosos como el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Córdoba, Manuel Rebollo Puig; el profesor Titular de Derecho Administrativo de la Universidad de Córdoba, Antonio Bueno Armijo; y el abogado y profesor de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla, Jesús Coca López.
El objeto de la conferencia-coloquio ha sido el de contar, desde una perspectiva jurídica la situación de Cataluña, haciendo un recorrido por las distintas reclamaciones de independencia que se han sucedido en la historia y que se han, de alguna manera, puesto como ejemplo con respecto a Cataluña: Kosovo, Escocia, Quebec.
Todos los participantes han convenido en señalar la falta de base jurídica del denominado procès. Especialmente interesante ha sido la intervención de Coca. El abogado ha repasado el origen histórico de las reclamaciones independentistas, que se remonta a 1714, con la guerra de sucesión, y el ascenso al pode de los borbones. Fruto de su triunfo, Coca ha recordado que el cambio sirvió para modernizar las instituciones catalanas (fosilizadas desde más de un siglo atrás), además de mantener “incólume” su derecho civil, solamente. Ello a diferencia de los fueros de Aragón y Valencia, por ejemplo. Asimismo, el profesor ha recordado que, durante el siglo XIX, se ejerció un proteccionismo arancelario a Cataluña, que la benefició notablemente.
Otro de los aspectos que ha puesto de relieve ha radicado en que el estatuto de autonomía de 1978 se realizó en base al modelo del de 1931 (que se aprobó, incluso antes, que la Constitución de la Segunda República). Mientras que, en referencia a los modelos de declaración de los independentistas, Coca no ha dudado en destacar que tanto el de Escocia (que parte de un acuerdo de siglos atrás con Inglaterra, la Union Act, que tiene categoría de tratado internacional), como el de Quebec no pueden ser considerados análogos a las pretensiones de los independentistas. Asimismo, ha recordado que la DIU, que parte de Kosovo, fue la declaración de una asamblea que no puede ser considerada como representativa de la voluntad popular mayoritaria. En este sentido, ha subrayado que los organismos jurisdiccionales internacionales declararon solamente que, dicho modelo, “no es contrario al Derecho Internacional”. Por lo que no se puede extraer de ahí -en cuanto a validez jurídica se refiere-, que sea aplicable en cada territorio, a conveniencia.

2 Comentarios

  1. Estoy en desacuerdo que por que algunos países a su conveniencia dijeron “que la DIU de KOSOVO no fue contraria a derecho internacional” lo consideren en este artículo que fue conforme a derecho internacional dicha DIU. Cuando analizando dicho suceso a todas luces, sin entrar a detalles de manera muy resumida, fue y es una clara violación a la integridad territorial de Serbia y del derecho internacional. Es tan fácil detectar lo anterior al leer los argumentos en contra y a favor en la opinión consultiva de la Corte. Es evidente, más que para el que no quiera ver o entender, que impera una simple imposición de las potencias, por Que? Por que quieren y pueden. La ley del más fuerte, es lo que sigue siendo el “Derecho” Internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here