Intervención pide auditar las cuentas de la torre de la Calahorra


El órgano fiscalizador de los fondos municipales señala que el Ayuntamiento no tiene control alguno sobre los ingresos del monumento.

La concesión por parte del Ayuntamiento de una subvención de 25.800 euros a la Fundación Paradigma (heredera de la fundación Roger Garaudy), que es la que gestiona desde 1986 la torre de la Calahorra ha encendido las alarmas en la Intervención municipal dado que el Ayuntamiento, que es el propietario del monumento, no fija el precio de las entradas ni conoce los ingresos que esta actividad genera.

Torre de la Calahorra
Torre de la Calahorra. /Foto. LVC

Por este motivo, en el informe de concesión de la subvención, la Intervención General de Fondos aprovecha la ocasión para hacer una serie de puntualizaciones. Por una parte, se afirma que “no se ha podido constatar que las tarifas que se vienen cobrando a los usuarios hayan sido aprobadas por el Ayuntamiento”, tal y como se recoge en una de las cláusulas del documento de cesión. Esto motiva a que, “dado el tiempo transcurrido desde 1986”, el servicio correspondiente se encargue de realizar “un seguimiento de la forma en que se está gestionando el servicio por el adjudicatario”. Esto no impediría que la Intervención municipal interviniese en el asunto y “pudiera llevar a cabo, en el ejercicio del control financiero, una auditoría de las cuentas anuales de la fundación o bien una auditoría enfocada a la prestación del servicio concreto que la citada fundación gestiona de forma indirecta a través de la concesión”.
Otro aspecto que subraya el órgano fiscalizador del Ayuntamiento es que como la subvención está acordada desde hace más de tres décadas en el acuerdo de cesión de la torre de la Calahorra y no está concedida mediante convenio anual ni por concurrencia pública, pide que la misma, en aras de una mayor transparencia, se publique en la Base de Datos Nacional de Subvenciones.
En su página web, la Fundación Paradigma explica que en la torre de la Calahorra está el Museo Vivo de Al-Andalus, cuyas ocho salas permiten “viajar por la cultura en al-Andalus al mismo tiempo que se ponen de manifiesto aspectos positivos de la colaboración  entre cristianos, judíos y musulmanes, tres religiones entroncadas por un mismo patriarca (al que respectivamente llaman Abraham, Abraham e Ibrahim)”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here