La mayonesa Musa deja de ser cordobesa

390

La empresa sevillana Ybarra se hace con la una de las marcas más emblemáticas surgidas del emporio empresarial de Baldomero Moreno

La mayonesa Musa era desde 1944 uno de los emblemas agroalimentarios de la capital. Creada bajo el emporio empresarial de Baldomero Moreno, este producto ha llegado a nuestros días caracterizado por su autenticidad, proporcionada por el huevo y el aceite de oliva que nunca han faltado en su receta y que han sido los elementos más reconocidos y aplaudidos por el consumidor. Este emblema gastronómico cordobés es propiedad desde ahora de la empresa sevillana Ybarra, tras pasar unos años en manos del grupo cooperativo Dcoop, heredero del Grupo Hojiblanca y éste, a su vez, de Cordoliva.

Antigua publicidad de mayonesa Musa.
Antigua publicidad de mayonesa Musa. /Foto. LVC

Baldomero Moreno protagonizó décadas de la actividad empresarial cordobesa durante el siglo XX aglutinando la venta de maderas, vinos, salsas o la famosa pasta de dientes Anticariol, cuya sintonía publicitaria, compuestas por Ramón Medina, fue recuperada hace unos años por el grupo El Consorcio y popularizada en la serie de televisión Farmacia de Guardia.
La mayonesa Musa llegó a todos los hogares junto con el ketchup Musa y no tenía más secreto que la elección de unas materias primas cien por cien naturales y una elaboración casera. “No tenemos ningún secreto, ni ninguna fórmula secreta; el huevo y el aceite ya nos lo dicen todo a través de una textura, un color y un sabor auténticos”, reconocía la propia marca en su pagina web.
Otro de los secretos de la mayonesa Musa es haber mantenido una imagen inalterable al paso del tiempo, con una etiqueta fácilmente identificable, con una etiqueta en la que el azul y el blanco hacían destacar las letras de la marca así como una langosta cuyos bigotes se alargaban hasta el extremo del bote. Así, tal cual, ha llegado a millares de hogares españoles y así se le recuerda aún hoy.
La relación entre Ybarra y mayonesa Musa se inició en julio de 2016 cuando el incendio de la planta de la primera en Dos Hermanas obligó a trasladar su producción de salsas a la empresa cordones, al igual que hacía con los aceites en la factoría Carbonell en Alcolea. Ahora, se hace con el cien por cien de la sociedad, propiedad de Dcoop, aunque se mantiene una titularidad en la sociedad que sigue siendo netamente andaluza y española.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here