La realidad social de Córdoba en el informe de Cáritas

49

Cáritas diocesana de Córdoba ha celebrado en la Casa de acogida Madre del Redentor una Jornada de Puertas Abiertas este miércoles y ha presentado su informe de 2016

Voluntarios de Cáritas diocesana./Foto: LVC

El Día de las Personas Sin Hogar es el domingo 26 de noviembre y, para conmemorarlo, Cáritas diocesana de Córdoba ha celebrado en la Casa de acogida Madre del Redentor una Jornada de Puertas Abiertas este miércoles. Un día para el que esta realidad eclesial ha mostrado su deseo de “poder avanzar con estas actividades en el trabajo de comunicación, sensibilización, animación e incidencia en nuestra ciudad, administraciones, colectivos y comunidades para lograr que la realidad de las personas en situación de sin hogar vayan formando parte de los espacios comunes que nos construyen como sociedad más humana y fraterna”.
La realidad social en cifras  números
Como se ha informado desde Cáritas, en 2016 se atendieron a 1040 personas. Más de un millar de historias, únicas e irrepetibles, a las que “hemos ofrecido nuestra escucha, nuestros recursos y nuestra dedicación para recuperarles la dignidad que la calle quita, que la pobreza marca”. Ello para determinar un perfil tipo de una persona sin hogar aunque muestren una serie de coincidencias que pueden ayudar a descifrar la realidad de las personas sin hogar en Córdoba. Así, el 86 por ciento de las personas atendidas han sido hombres, frente al 14 por ciento que han sido mujeres.
El tiempo sin domicilio fijo oscila entre menos de 1 año 21, de 1 a 2 años 46 por ciento de 2 a 5 años, 14y con más de 5 años un 19. Mientras que las edades comprenden los siguientes porcentajes: de 18 a 25 años un 14 por ciento, de 26 a 35 años, un 13 de 36 a 45 años, 22 entre los 46 a 59 años un 38, que constituye el porcentaje más alto y, por tanto, se ha insistido en que hay que incidir particularmente pero que con más de 60 años ronda un 13 por ciento. Respecto a la nacionalidad el 62 por ciento españoles, y un 38 de procedencia extranjera. El 31 son solteros, 7 son casados, mientras que un 61 se encuentra separados o divorciados. En el nivel de estudios hay que destacar que sin estudios se halla un 16 por ciento, con estudios primarios un 61, con estudios secundarios un 21 y un 2 por ciento con titulación universitaria. Datos que marcan el perfil tipo de la persona en situación de sin hogar, como hombre de nacionalidad española, separado o divorciado entre los 45 y 60 años, y sin estudios.
Un llamamiento social
El portavoz del PP en el Ayuntamiento, José María Bellido, en la jornada de puertas abiertas de Cáritas./Foto: LVC

La campaña de personas sin hogar quiere hacer visibles las dificultades que se encuentran cada día las personas sin hogar en el acceso y ejercicio de sus derechos humanos, así como denunciar las vulneraciones de derechos que sufren y recordar que los derechos humanos suponen una responsabilidad no sólo de los poderse públicos sino también de toda la ciudadanía, las entidades sociales y los medios de comunicación.
Con ese objetivo, Cáritas lanza las siguientes propuestas:
“A las administraciones públicas: que promuevan reformas estructurales que garanticen el acceso al derecho humano a una vivienda digna y adecuada. de una forma más directa le pedimos a la junta de Andalucía que asuma un mayor compromiso y responsabilidad con las personas más vulnerables de nuestra sociedad. somos muchas las entidades que estamos dando respuesta a necesidades que deberían ser cubiertas por la administración y empezamos a sentirnos desamparados en esta labor. esta circunstancia nos obliga a hacer un sobreesfuerzo en la financiación de nuestros proyectos con el fin de cumplir con la misión de hacernos responsables de nuestros hermanos más necesitados.
Por ese motivo, el llamamiento social que hacemos en andalucía queremos centrarlo en animar a la participación de entidades que promuevan y pongan en valor los derechos de las personas sin hogar, y de una forma más directa a ser parte de la acción social de cáritas. realizamos un claro llamamiento a unir, en la medida de las posibilidades de cada uno, los recursos de los que dispongamos para que estas personas puedan ser atendidas de una manera digna y puedan gozar en plenitud de todos su derechos.
Y a los medios de comunicación les pedimos que informen desde un lenguajen y una perspectiva de derechos, que ayude a eliminar las barreras que sufren las personas sin hogar en el acceso a los mismos y que evite su estigmatización social”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here