El caso de la piscina cerrada del Parque Figueroa

39

El proyecto se inició en 2014 y de los dos millones iniciales el presupuesto se disparó hasta los 3,5 millones y no se hicieron dos pistas polideportivas

Después de 14 años en que los trabajos se pusieran en marcha, tras imprevistos de todo tipo, la piscina cubierta del Parque Figueroa está concluida pero cerrada, sin que se haya informado de a qué obedece esta circunstancia. Los grupos del PP en el Ayuntamiento y en la Diputación han estado ante estas instalaciones y han informado de que preguntarán en ambas instituciones por las razones de este cierre.

José María Bellido y Andrés Lorite, ante la piscina del Figueroa.
Agustín Palomares, José María Bellido y Andrés Lorite, ante la piscina del Figueroa. /Foto. JC

El portavoz popular en la Diputación, Andrés Lorite, ha explicado que fue en 2004 cuanto se puso en marcha con la firma de un convenio entre la Diputación y la Junta para la construcción de una piscina cubierta, cuyos costes serían sufragados al 50 por ciento por ambas administraciones. “Después de muchos avatares durante la construcción, el presupuestos inicial, que era de dos millones de euros llegó a 3,5 millones y en 2012 se recuperó el proyecto para reconstruir lo que se había construido mal y la Diputación, entonces gobernada por el PP, tuvo que hacer un esfuerzo importante”, ha añadido Lorite.
Finalmente, en abril de 2012 la Junta, que era la encargada de la dirección facultativa de la obra, firma el acta de recepción con la empresa contratista y desde entonces nada se sabe. El portavoz en la Diputación preguntó en junio al presidente, quien respondió que “estaban pendientes del acta de entrega y han pasado 14 años de espera”.
El anterior responsable de Deportes en la institución provincial, Agustín Palomares, ha comentado que, además de los retrasos y del sobre coste, tampoco se ha ejecutado el proyecto inicial en su totalidad, ya que estaban previstas dos pistas polideportivas cubiertas en un solar anexo que no se han hecho.
Por su parte, el portavoz en el Ayuntamiento, José María Bellido, se ha preguntado que “por qué después de seis meses esto está cerrado a cal y canto”, así como que “cuál es el modelo de gestión que quieren hacer o es que no lo saben”. En su opinión, lo ocurrido es “por la indecisión de los dirigentes socialistas” que está perjudicando a los cordobeses, ya que “hay muchos usuarios que están deseando hacer uso de la piscina”.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here