Miaoquehago celebra su segundo aniversario


La fundación se dedica a ayudar a la población infantil con problemas de desarrollo de cualquier tipo, sea motor, sensorial o cognitivo

Las Caballerizas Reales de Córdoba derrocharon ayer solidaridad, al acoger la fiesta benéfica del aniversario de la Fundación Miaoquehago, impulsada por Bernardo Jordano.
Este colectivo de padres se creó en octubre de 2015 por impulso puramente privado a través de una familia con una niña con una alteración genética única, y cumple ahora dos años desde su creación. La fundación se dedica a ayudar a la población infantil con problemas de desarrollo de cualquier tipo, sea motor, sensorial o cognitivo; toda vez que ayuda a sus familias y actúa con entidades que se dedican a este ámbito.
Como en años anteriores, el evento ha resultado ser todo un éxito de participación y en él se han podido ver muchos rostros conocidos como los de varios miembros del Partido Popular de Córdoba, entre ellos, su presidente Adolfo Molina. Además, son muchas las entidades que han colaborado con esta fiesta. Entre estas empresas colaboradoras se encuentra el concesionario BMW San Rafael Motor.

Adolfo Molina, Verónica Martos, Bernardo Jordano, José María Bellido y María Jesús Botella en la gala benéfica

Los pilares de actuación de esta fundación se basan en el intercambio de información entre familias sobre profesionales, terapias y tratamientos que les puedan resultar de utilidad; la orientación en sus relaciones con entidades de carácter público y/o privado en relación con los derechos de esos niños; así como el apoyo económico directo a las familias para sufragar los gastos de sus terapias y tratamientos.

Con respecto a las actividades que se llevarán a cabo a lo largo de los próximos meses destacan las sesiones informativas sobre terapias, tratamientos, profesionales y centros de interés para las familias; toda vez que se elaborarán informes regularmente sobre ese tipo de información.
También se pretende atender personalmente a las familias y realizar un seguimiento de los avances de sus hijos, fomentar las relaciones sociales entre familias con y sin miembros discapacitados; así como organizar ponencias adaptadas para menores y niños, fomentando la inclusión social y  ejercer las actividades económicas precisas para el cumplimiento de los fines.
Opera a nivel nacional con sede en Córdoba
Desde su creación, se puso en marcha una primera fase de difusión del proyecto y captación de los fondos necesarios. En cuestión de sólo un año, mediante la venta de merchandising, donativos y colaboración en eventos puntuales, se alcanzó la cifra de 30.000 euros que establece la Ley.  Actualmente, la Fundación Miaoquehago tiene un ámbito de actuación a nivel nacional, si bien la sede radica en Córdoba. No obstante, al operar en todo el territorio, se somete al control de un protectorado estatal.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here