El Ayuntamiento se negó a adquirir el silo de Santa Cruz


El Consistorio no respondió a la oferta del Ministerio de adquirir el edificio, junto a la Junta y la Diputación, por sólo 290.000 euros

El Ayuntamiento de Córdoba tuvo hace unos meses en sus manos la posibilidad de adquirir, en solitario o junto a la Diputación y la Junta, el silo de Santa Cruz para instalar en él un centro cultural para la promoción y salvaguarda del yacimiento arqueológico de Ategua. Así lo ha desvelado el portavoz popular, José María Bellido, según se desprende de una carta de la Secretaría General de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura en la que se ofrece esta opción al Consistorio y que, en caso negativo, saldría a subasta, como así ha ocurrido.

Silo de Santa Cruz.
Silo de Santa Cruz. /Foto. LVC

En torno al yacimiento de Ategua y al rechazo a que se subaste el silo existe en las últimas semanas un movimiento social que pone en el Ministerio el foco de que esta posibilidad se pierda para los cordobeses. En cambio, según esta carta queda claro el ofrecimiento a las tres administraciones de hacerse con este edificio por un importe de 290.000 euros a repartir entre el Ayuntamiento, la Junta y la Diputación. Según Bellido, “perdieron la oportunidad de decirle al Ministerio que tenían la intención de adquirirlo y en este reino de la confusión que ahora existe hay que decir se puso a disposición de las administraciones por 290.000 euros, lo que es un precio muy razonable”.
Bellido ha recordado que todos los grupos municipales pidieron que el silo de Santa Cruz pasara al Ayuntamiento y también se pidió en una enmienda a los presupuestos de la Junta que se promocionara el importante yacimiento arqueológico de Ategua. Esta posibilidad se ha dejado perder después de que el Ministerio de Agricultura ofreciera el silo por ese precio a repartir entre las tres administraciones.
El concejal de Presidencia, Emilio Aumente, remitió al Ministerio el 7 de septiembre un escrito en el que solicitaba la paralización de la subasta. La respuesta fue esta carta en la que se ofrecía por 290.000 euros, y se afirmaba que si no se indicaba “de forma clara” la voluntad de adquirirlo se seguiría con el proceso de enajenación que culminaría a finales de año o a principios del siguiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here