Cárcel por dar pistas falsas sobre Paco Molina


Pendiente de juicio, la Fiscalía pide para él penas de 14 meses de cárcel y el pago de una indemnización de 6.000 euros por daños morales

pistas
Rosa Aguilar y los padres de Paco Molina./Foto: LVC

El caso de la desaparición del joven cordobés Paco Molina ha vivido un triste capítulo. Y es que hay un hombre, pendiente de juicio, acusado de un delito contra la integridad moral por dar pistas falsas a los padres de Paco sobre su paradero. Por ello, está previsto que el Juzgado de lo Penal número 4 de Córdoba celebre, el próximo 9 de noviembre, una vista. Mientras que la Fiscalía pide para el acusado penas que comprenden los 14 meses de cárcel y el pago de una indemnización de 6.000 euros por los daños morales causados a los familiares.
El informe realizado por el Ministerio Fiscal señala que el procesado realizó presuntamente  tres llamadas al móvil del padre, Isidro Molina, cuando se cumplía un año de la desaparición de Paco. Las mismas se llevaron a cabo desde un teléfono público,  “a sabiendas de que crearía falsas expectativas en Isidro”, señala el fiscal. Asimismo, pone el acento en que “le proporcionó informaciones falsas sobre el paradero del menor”. En este sentido, le hizo creer que había conocido a su hijo “dos meses atrás en Albacete, donde el menor vivía en un local de alterne, y que habían viajado juntos hasta Peñíscola” (Castellón). Le dijo, además, que al menos hasta el día 21 había permanecido el menor en esa localidad, “que se encontraba bien, que pedía en la calle y que últimamente estaba con una chica con la que tenía pensado trasladarse de localidad”. Informaciones que carecieron de toda veracidad, según apunta la Fiscalía.

Otras pistas sobre el paradero de Paco

Hace casi dos años y medio desaparecía el joven cordobés Paco Molina. Desde entonces hasta ahora, sus padres no han cejado en el empeño por encontrar a su hijo. Y, si durante este tiempo la incertidumbre ha sido el denominador común. El pasado mes de agosto una nueva pista abría, en palabras de Isidro Molina “un importante abanico de esperanzas para encontrar a Paco”. Y es que Molina explicaba a La Voz que de lo que estaba seguro era de que esta información se podía comprobar” y que pronto “sabrían si era o no Paco”. Así fue, aunque en esa ocasión vez no hubo, como esperábamos un final feliz. Hay que seguir luchando.