La Junta garantiza las condiciones a las 11 limpiadoras de la Ciudad de Justicia


Las 11 trabajadoras afectadas no estarán paradas mientras el juez dictamina si su situación se trata de una subrogación de contrato o despido improcedente.

La Junta logra un acuerdo para la incorporación de 11 limpiadoras a la Ciudad de Justicia, tras la campaña llevada a cabo por UGT en Córdoba para reconocer los derechos de la empresa de limpieza a domicilio Limcamar. El director general de Infraestructuras y Sistemas de la Consejería de Justicia e Interior, Eduardo Tamarit, ha informado sobre el diálogo entre la empresa adjudicataria de la Ciudad de la Justicia de la capital cordobesa y las 11 limpiadoras, que hasta el momento realizaban su labor en las sedes judiciales de Córdoba.
Las trabajadoras, tras reunirse la semana pasada con el sindicato, expusieron 3 condiciones para evitar la situación de precariedad laboral. Eduardo Tamarit asegura que “las tres condiciones se cumplen” tras llevar a cabo un acuerdo “de conformidad”, basado en la “sensibilización por satisfacer sus derechos”, aceptado por la empresa de limpieza subcontratada por la adjudicataria de la Ciudad de la Justicia.

Eduardo Tamarit, Rafaela Crespín y Vicente Palomares junto a las 11 trabajadoras afectadas en la Delegación de Gobierno de Córdoba.
Eduardo Tamarit, Rafaela Crespín y Vicente Palomares junto a las 11 trabajadoras afectadas en la Delegación de Gobierno de Córdoba.

El convenio colectivo del sector se aplicará con caracter retroactivo desde el mes de septiembre a todas las trabajadoras de la Ciudad de la Justicia. La nueva empresa garantiza la realización del mismo contrato, respetando el número de horas que ya contemplaba. La nueva empresa permitirá que las 11 trabajadoras se dirijan al Juzgado para que el juez dictamine si se trata de un despido improcedente, por lo tanto, la empresa anterior debe indemnizarles; o, por lo contrario, se trata de una subrogación de contrato, con lo cual, la nueva empresa ha de reconocerles a las 11 trabajadoras la antigüedad que ya tenían. 
Las limpiadoras afectadas por esta situación comentan que están “satisfechas” por la solución que se ha llevado a cabo. El secretario general de UGT-Córdoba, Vicente Palomares, destaca que, de esta manera, las empleadas “no están paradas mientras que el juez toma una decisión”. Palomares explica que “ha sido una situación compleja pero UGT se preocupa por los trabajadores y no queríamos negarle la estabilidad familiar a estas empleadas”, afirma.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here