100000 cordobeses plantan cara a una dura enfermedad


En la actualidad, más de 100.000 cordobeses viven con diabetes, cifra que crece cada día por su estrecha relación con la obesidad y el abandono de hábitos de vida saludables.

En la actualidad, más de 100.000 cordobeses viven con diabetes, una de las patologías más frecuentes entre la población española y que en todo el mundo está alcanzando cifras epidémicas gracias a su estrecha relación con la obesidad y el abandono de hábitos de vida saludables.
Se trata de una enfermedad compleja y su abordaje es distinto en cada paciente, que necesita adaptar el tratamiento a su propio estilo de vida. En este sentido, la comunicación entre los profesionales médicos de AP y enfermería y los propios pacientes juega un papel fundamental para conseguir el mejor abordaje terapéutico posible y que el paciente tome conciencia de la importancia de seguir el tratamiento.
Con esos objetivos, la Universidad de Alcalá de Henares ha desarrollado por cuarto año consecutivo el “Máster en el manejo del paciente con DM2”  gracias al cual casi mil profesionales de todo el país han mejorado sus habilidades de diagnóstico y abordaje de la enfermedad y la educación diabetológica del paciente. Ahora, las clases del máster se abren a distintas ciudades españolas, entre ellas Córdoba, para ampliar la formación a profesionales de todo el país.

insulina
Insulina./ Foto: LVC

¿Por qué se produce la diabetes?

 Hay un órgano en nuestro cuerpo que se llama páncreas y que entre otras muchas funciones es el encargado de generar insulina. Pero ¿qué es la insulina?. La insulina es una hormona producida por nuestro páncreas y que, para que lo entiendas fácilmente, es como una llave que abre la cerradura de las puertas de las células del cuerpo para que la glucosa (azúcar en la sangre) pueda entrar en ellas y pueda ser utilizada por éstas como energía. En resumen, la insulina es la hormona que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo.

Una persona que tiene diabetes, o bien su páncreas deja de producir insulina, o bien, aunque su páncreas produce insulina, no absorbe adecuadamente la glucosa. En ambos casos la glucosa no entra en las células musculares y sigue circulando por la sangre en unos niveles que, a largo plazo, pueden resultar perjudiciales para la salud
Cuando ocurre el primer caso, estamos ante la llamada Diabetes tipo 1 (DT1), mientras que el segundo se le llama Diabetes tipo 2 (DT2).