La futura ´madre' de la Constitución será cordobesa


La catedrática cordobesa de Derecho Constitucional, Carmen Calvo, ha sido la encargada de negociar con el Gobierno, en representación del PSOE, la aplicación del artículo 155 en Cataluña

Federico Mayor Zaragoza y Carmen Calvo. cordobesa
Federico Mayor Zaragoza y Carmen Calvo. /Foto: LVC

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confirmaba este viernes que el Gobierno había alcanzado un acuerdo con el PSOE para aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Si bien, el presidente precisaba que “no está determinado” un límite temporal en su aplicación. Un consenso en el que ha sido importante una política cordobesa. Concretamente, la catedrática de Derecho Constitucional, ex ministra socialista y actual responsable de Igualdad en la Ejecutiva Federal, Carmen Calvo.
Las apariciones de la cordobesa en los medios durante la jornada de ayer en diversos medios no han sido casuales. Y es que Calvo ha sido la mujer de confianza del líder del PSOE, Pedro Sánchez, para pactar la aplicación del 155 y coordinará los trabajos para la reforma de la Carta Magna, que los socialistas han pactado con Rajoy. Mientras que, respecto a los acontecimientos de este fin de semana, la cordobesa señalaba en Los desayunos de TVE que la intención de los actores del 155 es que la intervención de la autonomía sea la mínima posible y de ahí que se hable de comicios en menos de tres meses. A lo que añadía horas después, en La Sexta, que “el Gobierno conoce perfectamente nuestra posición, pero el Consejo de Ministros será quien tome las decisiones”.
Meritxell Batet, José Enrique Serrano y la propia ex ministra cordobesa están siendo las personas de confianza de Sánchez en la cuestión catalana y, a buen seguro, los tres dirigentes socialistas tendrán la responsabilidad de elaborar la propuesta socialista para la subcomisión que debe reformar la Carta Magna. Una vez que se produzca este hecho, Calvo ocupará un papel relevante puesto que Sánchez es conocedor de la capacidad de la catedrática en navegar por aguas revueltas. Baste recordar las polémicas con las que debió batirse tanto con la Ley de Propiedad Intelectual, el traslado del archivo de Salamanca a Cataluña o. A ello hay que sumar su conocimiento de la Constitución, su formación en Derecho Constitucional la avala para ser una de las ‘madres’ de una reforma, que podría ser histórica.
En su debe (o quizá haber) está el hecho de ser el fichaje estrella para la comisión creada por la alcaldesa para poner en cuestión la propiedad de la Mezquita-Catedral. En ese apartado, Calvo tiene un pesado lastre acumulado a lo largo de años que le configura un pasado prácticamente incompatible con la conclusión, ya conocida, a la que tiene que llegar este órgano presidido por Federico Mayor Zaragoza y que no es otra que hacer volar por los aires la inmatriculación que hizo el Cabildo Catedral del templo en 2006. Y es que, como recordaba Jesús Cabrera en La Voz, la ex ministra y ex consejera cordobesa defendió en reiteradas ocasiones la titularidad eclesiástica y ahora forma parte de una comisión que afirma lo contrario.