La nueva vida de la plaza Pelagio


Culminan las obras de rehabilitación de la plaza Pelagio. La zona deja de ser un cementerio de coches para ser un "foco de vida" para el barrio

Este mediodía se han dado por finalizadas las obras de rehabilitación de la plaza Pelagio, ubicada junto a las lonjas municipales del barrio de la Fuensanta, tras un mes de demora y de insistencias por parte de los vecinos y comerciantes de la zona. A partir de hoy, la plaza deja de ser un cementerio de coches para ser un “foco de vida” para el barrio, subraya un veterano de la plaza. Y es que, la remodelación de la plaza ha traido consigo “un toque” de tranquilidad  para que los vecinos paseen en su tiempo de ocio, algo que beneficiará tanto a familias como a los más pequeños, que podrán jugar a la pelota sin temor de estar en contacto con los vehículos, mientras  que sus padres y abuelos disfrutan en los bares de alrededor de la plaza tomando un refrigerio. 

Culminan las obras de la rehabilitación de la plaza Pelagio y señalizan el sentido peatonal de la zona.
Culminan las obras de la rehabilitación de la plaza Pelagio y señalizan el sentido peatonal de la zona.

La plaza ya dispone de una señalización propia de calle peatonal.  El paso de los vehículos está restringido y se ha integrado el aparcamiento existente en el nuevo espacio de estancia, permitiendo el acceso y salida de vehículos por la avenida de la Fuensanta. Los pasos de peatones, tanto al inicio como en el cruce con el carril de tráfico, quedan restringidos de acceso a los aparcamientos, que se elevan a cota de los acerados, según ha indicado el Ayuntamiento de Córdoba. Sin embargo, algunos vecinos optan por aparcar sus coches en fila alrededor de la plaza, como única alternativa de parking. Por el momento, aún quedan algunos conos de plástico por la plaza que deben ser retirados para colocar, en su lugar, adoquines de hormigón de 14×22 cm que imposibiliten el paso de los coches. 

Culminan las obras de la rehabilitación de la plaza Pelagio y señalizan el sentido peatonal de la zona.
Culminan las obras de la rehabilitación de la plaza Pelagio.

Los responsables de la obra han retirado las vallas que rodean a la plaza y que impedían el acceso a los comercios de esta zona. A excepción de las vallas cercanas a la caseta de la luz. De hecho, limpiar los restos de escombros del descampado es aún una “tarea pendiente” para Hermacesa, señalan los vecinos.  No obstante, los vecinos están “preocupados” por la conservación de la rehabilitación de la plaza. Un padre de familia vinculado a la obra afirma que es “una tarea común” de toda la asociación de vecinos de la Fuensanta el “velar” por el mantenimiento de la plaza Pelagio. Asimismo, los vecinos resaltan que “no debe ser una zona para el botellón” y que no se deben emplear los inmuebles urbanos “para el graffiti”, ya que “solo detereoraría la rehabilitación de este espacio verde”, asegura uno de los veteranos de la barriada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here