Ni pamela ni tocado, sombrero cordobés


Hablar de esta pieza, es hablar de elegancia, sobriedad y, sobre todo, de carácter.

Si vas a asistir a una boda de mañana y quieres ser la invitada perfecta o deslumbrar con tu look, lo tienes mucho más fácil que en un enlace o evento de tarde-noche. Los complementos pueden convertir un traje de lo más discreto en el look más llamativo, atrevido o particular.
El protocolo para una boda de mañana indica que lo más adecuado es vestido o conjunto corto o de cocktail, de colores alegres, telas sencillas sin brillos o lentejuelas. Sin embargo, lo complicado es acertar con los adornos y complementos,  sobre todo, por la gran variedad de tocados, pamelas, sombreros, incluso, turbantes, que ofrece la moda actual.
Las últimas propuestas en Andalucía para las invitadas se decantan más por el sombrero, robándole, así, el protagonismo al rey del complemento en los últimos tiempos; el tocado, que poco a poco se ha ido hacia el lado más minimalista acompañado generalmente por una redecilla para dar un toque más sensual y misterioso al rostro de la mujer.
Los sombreros de gran ala o pamelas que realzan cualquier look, adornadas con elementos orgánicos que evocan a la naturaleza como ramas, hojas, flores o algodones, se han visto mucho más esta última temporada. Pero, también, han destacado los pequeños sombreros de paja fina al más puro estilo vintage, una pieza de tamaño medio para invitadas que no buscan destacar, pero sí estar a la moda.
Sin embargo, si hay un complemento de vestir estrella que está dando que hablar y rompiendo moldes en las bodas, ese es el sombrero cordobés.
Hablar de esta pieza, es hablar de elegancia, sobriedad y, sobre todo, de carácter. Lo que muchos no se esperaban es que íbamos a terminar hablando de él como una pieza de distinción entre las invitadas de una boda, y no sólo en tierras andaluzas.

Son muchas las mujeres que se están atreviendo a desvincular el sombrero cordobés de las típicas fiestas regionales y a darle otro tipo de uso, lo que sin duda, realza aún más su valor. “Elegante, cómodo y favorecedor”, así es como lo describe Pilar Moreno, una joven cordobesa del municipio de Adamúz que este sábado lo portaba en una boda familiar en color negro para imprimirle un toque andaluz a su vestido en tono mostaza. Una combinación que gustó mucho entre los asistentes al evento.
Además, ya hemos visto cómo este símbolo de la cultura española que tiene su origen en Córdoba ha logrado conquistar al público en prestigiosos desfiles internacionales de la mano de grandes diseñadores, como fue el caso de David Delfín en Nueva York. El español se hizo con la ciudad de los rascacielos y el sombrero cordobés apareció en los telediarios de todo el mundo, así como en las portadas de las más destacadas revistas de moda.
En este sentido, no cabe duda, que el sombrero cordobés puede convertirse en tu gran aliado siempre y cuando el look que lo acompañe tenga un toque andaluz o en su defecto peque de sencillo o sobrio.

 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here