El Ayuntamiento no espera que el humo de Guadalcázar llegue a la capital


Emilio Aumente afirma que por las características del incendio no se puede combatir con medios aéreos y hay que hacerlo desde tierra

El teniente de alcalde de Seguridad, Emilio Aumente, ha señalado esta mañana que el humo del incendio en la planta de reciclaje situada en la carretera de Guadalcázar “ni ha llegado ni llega” a la capital, por lo que “no se teme” que alcance al casco urbano en cuyo término municipal se encuentra el suceso. Ayer sopló el viento sur y ahora del norte, por lo que aleja el humo de la ciudad, aunque se descarta que hoy quede extinguido.

Incendio en Guadalcázar.
Incendio en Guadalcázar. /Foto: LVC

Aumente ha señalado que desde que comenzó el incendio, poco antes de las 14:00 de ayer, los bomberos han trabajado contra el mismo, pese a que la material combustible, que es plástico, hace que su trabajo tenga unos resultados muy lentos. Así, este concejal ha informado de que los vehículos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) tienen una capacidad de 8.000 litros de agua, que se acaba con facilidad y que hay que recargar con frecuencia, lo que hace que las llamas vuelvan a coger virulencia.
Estos vehículos tienen que volver a recargar el depósito, pero no lo pueden hacer en cualquier sitio. Aumente ha señalado que el agua no puede ser del río sino que tiene que estar my limpia para evitar obturaciones en la bomba que la impulsa. Ahora toman el agua de una balsa en una finca cercana y, además, cuentan con el refuerzo de una cuba del Consorcio de Bomberos.
De todas formas, desde el Ayuntamiento se espera que tarde aún en extinguirse. Por las características del combustible, no se puede atacar el mismo con medios aéreos, ya que tendrían que sobrevolar la columna de humo, algo imposible debido a las altas temperaturas y a la densidad de partículas que contiene.
En la mañana de hoy se han personado en las instalaciones de Recicor técnicos de la Delegación Territorial de Medio Ambiente para hacer una medición de las partículas en suspensión que están generando las llamas. Estas partículas, cuando se enfrían, caen al suelo.
Durante la noche no se ha podido intervenir, aunque no ha faltado en ningún momento un retén del cuerpo de bomberos que ha estado dedicado a observar la evolución de las llamas así como del aire, por si se produjera un cambio imprevisto de dirección.
Por parte del SEIS están trabajando siete recursos humanos: un sargento, un cabo, tres bomberos y dos conductores, a cargo de dos vehículos nodrizas; y por parte del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, dos bomberos y un vehículo nodriza. En total, están interviniendo, durante la jornada del lunes nueve recursos humanos y tres vehículos nodriza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here